Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Gobierno y Cataluña pujan en paralelo por la sede de la EMA

El Ejecutivo crea un grupo de trabajo para impulsar la candidatura pero no indica en qué parte de España se albergará

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno en funciones.
El Gobierno y Cataluña pujan en paralelo por la sede de la EMA
Redacción
Viernes, 01 de julio de 2016, a las 14:20
A la Generalitat de Cataluña le ha salido un importante competidor en la carrera por ser la nueve sede de la Agencia Europa del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), después de que Reino Unido votará ‘sí’ a su salida de la Unión Europa hace tan solo una semana, en el proceso conocido como Brexit.

El Gobierno va a poner en marcha un grupo de trabajo para hacer campaña para que España albergue las instalaciones de la Oficina Europea del Medicamento, tal y como ha informado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El proyecto sanitario del Ejecutivo estará gestionado por todos los ministerios, según ha especificado la ‘número dos’ del Gobierno, y tiene como objetivo potenciar la competitividad del país dentro del sector farmacéutico. No obstante, Sáenz de Santamaría no ha dado más detalles sobre este grupo de trabajo, así como tampoco el lugar que ha elegido España para que se asiente la nueva sede de la EMA.

El camino en solitario de Cataluña

Esta decisión se mete en el camino que ha emprendido la Generalitat catalana en solitario esta misma semana. El proyecto catalán es muy similar al anunciado este viernes por España, ya que también ha creado una comisión encargada de impulsar a Barcelona como epicentro de la industria farmacéutica europea, y está gestionado por las consejerías de Vicepresidencia, Economía y Hacienda, Salud, Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia, y Empresa y Conocimiento.

Parece, por tanto, un movimiento estratégico de la política catalana en una legislatura encaminada al separatismo y con la sombra de una salida de la UE en caso de que esto se produjera. Sin embargo, fuentes gubernamentales, justifican la decisión “atendiendo el interés estratégico de la industria farmacéutica en la economía catalana, y que en 1992, bajo presidencia española de la UE, ya se presentó la candidatura de Barcelona a optar a ser la sede de la EMA”.

Málaga también entra en esta carrera

Málaga es la última en sumarse a esta puja, tal y como ha defendido su propio alcalde Francisco de la Torre, quien ha asegurado que la ciudad andaluza “es muy competitiva” para albergar estas instalaciones. Por todo ello, el regidor popular pedirá en el próximo pleno el apoyo del resto de fuerzas políticas para poner a Málaga en la carrera por ser la sede de la EMA.