Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Gobierno cierra el grifo del gasto salvo en financiación de medicamentos

La política farmacéutica no se va a ver afectada por el cierre contable de Hacienda, según fuentes de Sanidad

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, y Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.
El Gobierno cierra el grifo del gasto salvo en financiación de medicamentos
Lunes, 15 de agosto de 2016, a las 20:00
A pesar de que el cierre contable aplicado por el Ministerio de Hacienda para 2016 (es decir, que se cierra el grifo a cualquier gasto nuevo hasta 2017) va a afectar también a proyectos del Ministerio de Sanidad no ejecutados, esta medida no impedirá la financiación de nuevos medicamentos innovadores ni tendrá efecto sobre la política farmacéutica nacional.

Así lo indican a Redacción Médica fuentes de Sanidad, a pesar de que los medicamentos no aparecen mencionados entre las excepciones previstas por la orden de Hacienda para decretar el cierre contable. “De hecho se va a debatir la inclusión en la financiación pública de varios nuevos fármacos en una comisión interministerial de precios que se está preparando”, añaden.

De hecho, aseguran que la medida del departamento que dirige Cristóbal Montoro tampoco va a tener efecto en otros proyectos de la política sanitaria nacional, que todavía no cuenta con responsable en funciones tras el cese de Alfonso Alonso (aunque este todavía no ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado). Este es el caso de la estrategia nacional de hepatitis C, en la que Sanidad reitera que tiene a sus expertos trabajando, para darle continuidad y ampliar la población a la que llegan los tratamientos.

Asimismo, añaden que las iniciativas sanitaria que más se van a ver afectadas por esta iniciativa de Hacienda serán aquellas que cuenten con “partidas no ejecutadas”, aunque no han podido precisar cuáles. 

El Gobierno de Mariano Rajoy ha puesto esta medida en marcha después de que la notable desviación del déficit haya llevado a que  Bruselas Europa llame a la puerta de España para solicitar nuevos recortes. Con ella, el ejecutivo espera ahorrar unos 1.000 millones