Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Gobierno abre el tratamiento a todos los enfermos de hepatitis C

Sanidad completa la primera fase de la estrategia nacional, con 52.000 pacientes tratados

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad.
El Gobierno abre el tratamiento a todos los enfermos de hepatitis C
Jueves, 02 de junio de 2016, a las 18:40
Fuentes del Ministerio de Sanidad informan a Redacción Médica de que el Gobierno va a ampliar la cobertura de la estrategia nacional de hepatitis C. De esta manera, los nuevos antivirales, que hasta ahora se estaban dispensando solo a los pacientes con fibrosis de determinada gravedad (a partir del F2), se darán ahora al resto de los enfermos.
 
La primera fase del plan se ha dado por concluida, una vez el propio Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, ha confirmado que se han tratado a los 52.000 pacientes previstos en ella. De esta manera, el plan se ampliará a los más de 43.000 enfermos restantes diagnosticados en la estrategia nacional (en total, el departamento tenía registrados unos 95.524).
 
Sin embargo, estas fuentes también indican que todavía no se ha decidido qué pacientes se priorizarán ni cómo se va a llevar a cabo la que será la segunda fase de la estrategia nacional contra esta enfermedad. “Para ello vamos a acudir a los expertos y al comité de la estrategia”, explican desde el departamento. De hecho, ya se han celebrado las primeras reuniones para ello y “perfilar los que vamos a hacer a partir de las próximas semanas”. 

Con todo, la erradicación de la enfermedad en España estaría muy lejos de cumplirse y la estrategia nacional todavía tiene asignaturas que superar, particularmente la del diagnóstico. Los hepatólogos avisan de que la tasa de infradiagnóstico en nuestro país asciende a entre el 65 y el 75 por ciento. Es decir, que la cantidad de enfermos ‘reales’ con hepatitis C en España podría triplicar la registrada por el Ministerio de Sanidad.
 
A pesar de que la iniciativa gubernamental también aborda esta problemática, mediante un registro de pacientes que se puso en marcha el verano de 2015, ni el departamento ni las comunidades autónomas han informado de avances a este respecto.