Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El farmacéutico, protagonista 'a pie de calle' contra la HBP

Las oficinas de farmacia realizan un importante trabajo de concienciación sobre los problemas de próstata

Luis Díez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid.
El farmacéutico, protagonista 'a pie de calle' contra la HBP
Juanma Fernández
Lunes, 18 de abril de 2016, a las 16:30
Todas las farmacias de Madrid, es decir, unas 1.800, participan de forma activa en la campaña ‘La próstata sí importa’, auspiciada por la Asociación Española de Urología (AEU) junto con las tres sociedades nacionales de Atención Primaria: Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) y la Sociedad Española de Médicos de Familia (SEMG). Además, han contado con la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK) y de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Luis Díez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM), valora la implicación de las oficinas de farmacia de la capital de España como algo “muy positivo”. “Siempre estamos a disposición de la Consejería y de los laboratorios para este tipo de eventos que benefician al paciente”, añade el directivo, que también habla sobre el acuerdo que han firmado con el departamento de Jesús Sánchez Martos para participar en las campañas de salud pública madrileñas.

El papel de los farmacéuticos ‘a pie de calle’ en este proyecto será “el de detectar e informar” a los pacientes a través de dípticos con test IPSS y consejos sobre la hiperplasia benigna de próstata (HBP), una dolencia común en varones mayores de 50 años pero de la que hasta 2 millones se calcula que no reciben ningún tipo de tratamiento. “En muchos casos, es la esposa la que se acerca hasta la farmacia para explicar lo que le pasa a su marido porque a él le da pudor, y ese papel también es importante”, añade Díez.

Derivar a los afectados por HBP al médico de Atención Primaria es otro de los principales cometidos de los farmacéuticos: “Cada año, hacemos millones de consultas gratuitas y nunca incitamos al consumo de fármacos; en función de cómo vemos al paciente y lo que nos cuenta, o se le envía al médico o se le controla en la farmacia”, matiza Díez sobre esta cuestión, seguro de que la campaña va a lograr una notable concienciación social respecto a una patología tan común como desconocida o silenciada.

ESP/DUTT/0024/16am 04/2016