Los datos definitivos para 2020 arrojan un aumento de casi el 18% en el número de fallecimientos

El 'año covid' recortó la esperanza de vida 1,5 años con 493.776 muertos


09 dic 2021. 14.00H
SE LEE EN 2 minutos
El impacto de la pandemia en las cifras de mortalidad españolas es incluso mayor de lo que se pensaba. El denominado ya como 'año Covid' contabilizó un total de 493.776 fallecimientos, lo que supone un incremento cercano al 18 por ciento con respecto a los niveles de defunciones registrados en el ejercicio anterior.

Los datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística incrementan las previsiones que se manejaban a mediados de junio elevando del 17,7 al 17,9 por ciento el aumento de muertes en España para 2020. Asimismo, este repunte de las defunciones trajo consigo una caída de casi 1,5 años en la esperanza de vida de la población, hasta los 82,33 años, 3 décimas más que lo estimado en un principio. 

Estos datos confirman el retroceso sufrido en la esperanza de vida de España a niveles de 2012, cuando la esperanza de vida era de 82,25 años. Este indicador sigue siendo mayor en mujeres (85,06) que en hombres (79,59). Atendiendo en concreto a la población mayor de 65 años, la esperanza de vida se vió recortada igualmente en 2020 hasta los 20,41 años frente a los 21,57 del ejercicio anterior. 


Mayor aumento de fallecimientos en mujeres 


Aunque el número de hombres fallecidos fue mayor, con 249.664 decesos frente a los 244.112 registrados en mujeres, el aumento frente a 2019 es más pronunciado en el caso de estas últimas con una crecida del 18,4 por ciento en comparación con el 17,3 por ciento del sector masculino. 

La tasa bruta de mortalidad se situó en 10,40 fallecimientos por cada 1.000 habitantes, un 17,72 por ciento más que el año anterior. Por contra, la tasa de mortalidad infantil (menores de un año) se situó en 2,59 fallecimientos por mil nacidos vivos, lo que se supone una disminución del 2 por ciento, posiblemente debido al mayor efecto de la enfermedad del Covid-19 en la población de mayor edad y su menor incidencia en la población infantil.  

Cataluña fue la comunidad que más defunciones concentró (79.784), seguida de Andalucía (78.461) y Madrid (66.648). Por detrás se sitúan Comunidad Valenciana (48.549), Castilla y León (36.197), y Galicia (32.845).

No obstante, Cataluña se situó dentro de la media nacional en cuanto a tasa bruta de mortalidad con 10,42 fallecidos por 1.000 habitantes. Andalucía y Madrid se encuentran incluso por debajo con una media de 9 decesos por cada millar de ciudadanos. Castilla y León, por contra, fue la que registró la mayor proporción de este indicador, con un ratio de 15,1 muertes, seguida de Asturias, con 14,3 defunciones. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.