Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

EEUU restringe los fondos que puede recibir un investigador sanitario

La medida tiene como fin optimizar el rendimiento de la I+D pública y que las subvenciones lleguen a más investigadores

Francis S. Collins, director del NIH.
EEUU restringe los fondos que puede recibir un investigador sanitario
Jueves, 04 de mayo de 2017, a las 09:20
Estados Unidos ha decidido tomar medidas para mejorar el rendimiento de su I+D sanitaria pública… o al menos el de los fondos de su agencia pública National Institutes of Health (NIH), dependiente del departamento de Salud. Francis S. Collins, su director, ha anunciado la decisión de restringir los fondos a los que puede tener acceso cada investigador para que un mayor número de ellos pueda alcanzar las subvenciones y mejorar su eficiencia.
 
Así lo indica en un carta en la que anuncia la puesta en marcha de esta iniciativa, con la que espera optimizar el rendimiento de la inversión y que científicos jóvenes y con menos experiencia puedan tener acceso a los fondos del NIH. “La distribución de la financiación de las subvenciones del NIH es muy sesgada”, un argumento que apoya en datos: el 10 por ciento de los investigadores financiados por esta agencia acapara más del 40 por ciento de los fondos.
 
De hecho, Collins advierte de que “el único grupo para el cual las subvenciones están aumentando es para los investigadores con más experiencia”, mientras que los más jóvenes han visto cómo su acceso a estos fondos ha ido menguando.
 
Más tiempo a gestión que a investigación
 
Pero no es este el único problema que ve el responsable del NIH en la actual sitaución, puesto que advierte de que los investigadores más experimentados dedican más tiempo del que deberían a la gestión de personal o de nuevos proyectos, horas que no destinan a la investigación.  
 
De esta manera, y con una herramienta adicional llamada Índice de Apoyo a las Donaciones (GSI),el NIH limitará “el apoyo total otorgado al investigador principal individual”. Y es que “hay razones para creer que el apoyo a más investigadores trabajando en una diversidad de problemas biomédicos, en lugar de concentrar recursos en un menor número de laboratorios, podría maximizar el número de descubrimientos importantes”.
 
Con todo, la herramienta tendrá en cuenta el tipo, complejidad y tamaño de las investigaciones, para que las reducciones sean proporcionales. Se espera que la medida libere unas 1.600 becas. 

Acceda a la carta del director del NIH