Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Diez claves que todo opositor sanitario debe conocer para lograr una plaza

La convocatoria de 130.000 plazas para paliar la temporalidad en el ámbito sanitario hace que muchos vuelvan a estudiar

Varios opositores en un momento de su examen de acceso.
Diez claves que todo opositor sanitario debe conocer para lograr una plaza
Laura Díez
Sábado, 15 de abril de 2017, a las 11:10
El ministro de Hacienda anunciaba el pasado mes de marzo la convocatoria de casi 130.000 plazas en sanidad, una amplia Oferta Pública de Empleo (OPE) que mueve a muchos a prepararse unas oposiciones que den acceso a un trabajo fijo. En este sentido, los expertos recuerdan que es importante, antes de tomar la decisión, valorar lo que supone la preparación de este tipo de pruebas. 

"La preparación de oposiciones en el ámbito sanitario, en el que los participantes tienen ya más edad y compromisos familiares, cuentan con unas características especiales respecto a otras oposiciones o a la preparación a otros cuerpos de la Administración", explica a Redacción Médica Jesús Hernández, director del Centro Español de Estudios Superiores Sanitarios (Ceess), que prepara principalmente el acceso al empleo público para médicos, farmacéuticos y odontólogos. 

Las diez claves

En primer lugar, resulta clave ver la importancia de tener un puesto de trabajo fijo que deje atrás la precariedad, algo que debe ilusionar al aspirante como objetivo final. "Maslow en su pirámide da gran importancia a conservar lo que tenemos. Si tiene un trabajo fijo podrá gestionar mejor su vida y su futuro y cubrir nuevos objetivos", señala Hernández. 

Verlo como una inversión, integrarlo en la vida habitual o gestionar el tiempo resultan claves



Además, hay que asumir que se trata de una inversión y no un gasto, por lo que es importante rodearse de buenos hábitos y saber que se trata de un periodo especial al que dedicarle tiempo y dinero. 

También hay que tener en cuenta que se debe integrar la preparación de las oposiciones sanitarias en la vida habitual. Es decir, si se tiene trabajo se debe continuar con él, ya que también permitirá quitar tensión al periodo y huir del 'todo o nada' al que lleva un plan de inmersión total en el estudio. 

La gran mayoría de los que han pasado por una preparación de oposiciones recomienda, además, rodearse de algún centro con experiencia que le sirva de guía y acompañamiento. 

Gestionar el tiempo

Quizás lo más complicado cuando se estudia una oposición como las anunciadas en sanidad es la inversión del tiempo necesario. "Hay que sistematizar los periodos de tiempo que se pueden dedicar cada semana y cada mes a la preparación de la oposición, pero sin olvidar dejar casa semana algún espacio para la diversión y esparcimiento. Esto es una prueba de fondo", recuerda el director del Ceess. 

También resulta básico seleccionar las materias de estudio, puesto que el objetivo no es "saber más que nadie" sino "estar acostumbrados a hacer las pruebas con las que después se va a examinar para acceder a las plazas sanitarias. 

Aunque parezca contradictorio, uno de los consejos que se ofrece a los opositores es que huyan de internet, puesto que en ocasiones, un exceso de información no seleccionada lleva a la confusión. 

El objetivo debe ser pensar que tener un trabajo fijo permitirá una mejor gestión del presente y futuro



Dominar el examen

En la preparación de oposiciones resulta también clave aprender las técnicas de cada prueba. Es decir, saber que "en un examen tipo test el 'siempre' o el 'nunca' u otros calificativos absolutos suelen significar respuestas falsas; que para los exámenes orales o de exposición hay un conjunto de técnicas y habilidades que ayudan a mejorar los resultados frente a otros opositores. Estas técnicas son bien conocidas por los centros preparadores, que pueden orientar a cómo sacar esa pequeña diferencia que permita al aspirante destacar", explica Hernández. 

Es importante además que la información que se maneje y el propio temario que se estudie estén actualizados, desterrando la opción de usar un temario con el que previamente aprobó un compañero o conocido. 

Por último, también hay que poner atención en la elección de los compañeros de viaje, puesto que "se enfrentan a una prueba selectiva en la que unos aprueban y otros no. Si estudia en grupo analice lo que éste le aporta y las pérdidas de tiempo o tensiones que le puede ocasionar. Hay que ser crítico y exigente con el tiempo que dedica a preparar la oposición, ya que en caso de superarla puede llevar a un puesto fijo en Sanidad que mejore la calidad de vida", sentencia el director de Ceess.