Investigadores encuentran una nueva forma de medir la eficacia de los antídotos, también a largo plazo

Los anticuerpos neutralizantes predicen la protección de las vacunas Covid
La vacuna funciona muy bien para prevenir tanto los síntomas como las enfermedades graves a corto y medio plazo.


18 may 2021. 09.00H
SE LEE EN 4 minutos
La respuesta inmune temprana en una persona que ha sido vacunada contra el Covid-19 puede predecir el nivel de protección que tendrá contra el virus con el tiempo, según un análisis de matemáticos, médicos y científicos australianos, que se ha publicado la revista Nature.

"Se necesitan con urgencia modelos predictivos de protección inmunológica contra el Covid-19 para identificar correlatos de protección para ayudar en el futuro despliegue de vacunas. Para abordar esto, analizamos la relación entre los niveles de neutralización in vitro y la protección observada contra el SARS-CoV-2 utilizando datos de siete vacunas actuales y de cohortes de convalecientes", explican estos investigadores del Instituto Kirby de la UNSW, el Instituto Peter Doherty para la Infección y la Inmunidad y la Universidad de Sydney. 

Así, estimaron que el nivel de neutralización para una protección del 50 por ciento contra la infección detectable por SARS-CoV-2 es del 20,2 por ciento del nivel medio de convalecencia. Por su parte, el nivel de neutralización estimado necesario para una protección del 50 por ciento frente a infecciones graves fue significativamente menor.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

"El modelado de la desintegración del título de neutralización durante los primeros 250 días después de la inmunización predice que se producirá una pérdida significativa de protección frente a la infección por SARS-CoV-2, aunque la protección frente a enfermedades graves debe mantenerse en gran medida", explican los autores.

"Los títulos de neutralización contra algunas variantes preocupantes del SARS-CoV-2 se reducen en comparación con la cepa de la vacuna, y nuestro modelo predice la relación entre la neutralización y la eficacia contra las variantes virales. Aquí, mostramos que el nivel de neutralización es altamente predictivo de la protección inmune y proporcionamos un modelo basado en evidencia de protección inmune contra el SARS-CoV-2 que ayudará a desarrollar estrategias de vacunas para controlar la trayectoria futura de la pandemia.

"Los niveles inmunes de anticuerpos son mucho más fáciles de medir que medir directamente la eficacia de la vacuna a lo largo del tiempo. Por lo tanto, al medir los niveles de anticuerpos en toda la gama de nuevas vacunas candidatas durante las primeras fases de los ensayos clínicos, podemos determinar mejor si se debe usar una vacuna para prevenir el Covid-19 ", ha asegurado Deborah Cromer, del Kirby Institute, en una nota recogida por la universidad. 

Predice la inmunidad a largo plazo 


Otra aplicación de este análisis es, según sus autores, su capacidad para predecir la inmunidad a lo largo del tiempo. Los investigadores predicen que la inmunidad al Covid-19 por vacunación disminuirá significativamente en un año, y que el nivel de anticuerpos neutralizantes en la sangre disminuirá durante los primeros meses posteriores a la infección o la vacunación.

"La vacuna funciona muy bien para prevenir tanto los síntomas como las enfermedades graves a corto y medio plazo, pero se prevé que la eficacia de la mayoría de estas vacunas disminuirá durante los primeros meses", ha indicado David Khoury, también del Kirby Institute.

"Sin embargo, es muy importante comprender la diferencia entre la inmunidad contra la infección y la protección contra el desarrollo de una enfermedad grave. Nuestro estudio encontró que se requiere un nivel seis veces menor de anticuerpos para protegerse contra una enfermedad grave. Así que, aunque nuestro análisis predice que comenzará a perder inmunidad a una infección leve en el primer año después de la vacunación, la protección contra una infección grave debería durar más ", ha añadido. 

"Pero en última instancia, para una protección óptima contra la enfermedad moderada y la transmisión de Covid-19, estos hallazgos sugieren que podríamos estar buscando refuerzos de vacunas anuales, al igual que lo que tenemos con la vacuna contra la gripe", concluye. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.