El Consejo Interterritorial espera alcanzar un acuerdo de actuaciones de respuesta coordinada para controlar la pandemia

DOCUMENTO | La estrategia Covid de Semana Santa incluye el Día del Padre
Ministerio de Sanidad.


09 mar 2021. 17.10H
SE LEE EN 5 minutos
POR JESÚS MEDIAVILLA | MARCOS DOMINGUEZ
Las festividades de San José -el Día del Padre- y la Semana Santa se acercan y tanto el Ministerio de Sanidad como las comunidades autónomas quieren evitar una nueva ola de contagios por Covid-19 en España. Es por ello que el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) se ha elaborado un documento para su votación en la sesión de este miércoles, y al que ha tenido acceso Redacción Médica, de actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la pandemia en estas fechas señaladas.

De este modo, las regiones españolas han acordado tres medidas generales que no serán de aplicación de las Islas Canarias y las Baleares por debido a sus peculiaridades geográficas:
  1. La movilidad estará limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades autónomas salvo excepciones justificadas.
  2. Se limitará el derecho de movilidad nocturna a partir de las 22:00 horas y hasta las 6:00 horas.
  3. Se limitará la permanencia de grupos de personas a un máximo de 4, tanto en espacios públicos como privados, salvo que se trate de convivientes.
- Acceda aquí al acuerdo completo del CISNS -

Para las dos últimas medidas existe una versión alternativa, por la cual se podría llegar a debatir y aprobar que, finalmente, el toque de queda comienza una hora más tarde, a las 23:00 horas, y se amplíen las reuniones de 4 a 6 personas.


Se recomienda a las CCAA no bajar el nivel de alerta


Asimismo, el acuerdo recomienda no bajar el nivel de alerta en el que se encuentra la comunidad autónoma desde las dos semanas previas al inicio de la Semana Santa (es decir, desde el 12 de marzo) “aunque los indicadores sean favorables” para, de este modo, optar por la prevención en cualquier caso y porque las medidas que puedan llegar a acordarse para las citadas festividades se mantengan vigentes. De hecho, solo se contemplaría aumentar las restricciones se la situación empeora.

En ninguna región se permitirán eventos masivos de cualquier índole que impliquen aglomeración o concentración de personas. Además, los eventos en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas en el documento de ‘Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19’ según el nivel de alerta de cada comunidad autónoma, “y tendrán también en cuenta lo establecido en el artículo 7.3 y 4 del Real Decreto 926/2020 de 25 de octubre y lo establecido por los Decretos de las comunidades autónomas”.


Campaña de comunicación


La propuesta de acuerdo no solo se centra en las medidas a llevar a cabo para frenar el avance del virus durante el Día del Padre y la Semana Santa, sino que también incide en la necesidad de realizar una campaña institucional de comunicación conjunta para “evitar la relajación de comportamientos” bajo el lema No “salvamos semanas”, salvamos vidas.

La estrategia de comunicación debe perseguir reducir el impacto de la “fatiga pandémica” en las medidas de control y plantear "los escenarios de riesgo previstos incluyendo la esperanza que aportan los buenos resultados de las vacunas utilizadas para el control de la epidemia”.

Todas estas medidas, subraya el documento, deben ser coordinadas en la medida de lo posible con las entidades locales mediante la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp).


No bajar la guardia



El acuerdo contempla una campaña de comunicación bajo el lema 'No "salvamos semanas", salvamos vidas'


El texto asegura que, en los últimos días, la situación en España en cuanto a datos de incidencia acumulada (IA) ha mejorado en comparación a los meses de enero y febrero, "pero a fecha de 8 de marzo continuamos en IA de 142,24 a 14 días y de 62,73 a 7 días, lejos del objetivo de 50 casos por 100.000 habitantes que nos situaría en nivel de riesgo bajo o de menos de 25 que nos situaría en un escenario de nueva normalidad según lo establecido en el documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19".

Mientras, el porcentaje de positividad ha disminuido aunque sigue situándose por encima del 5 por ciento y los indicadores de ocupación hospitalaria, especialmente el que hace referencia a camas de UCI que se sitúa alrededor del 25 por ciento, "continúan en niveles altos o muy altos, observándose además un descenso muy lento".

Esto, sumado a la aparición de nuevas y más contagiosas variantes del Covid y a que aún no se ha alcanzado una cobertura vacunal suficiente ni en España ni en el resto de Europa que garantice la protección generalizada de la población, sumado al fenómeno de la "fatiga pandémica" hace "nos obligan a ser extremadamente cautelosos a la hora de mantener las medidas de limitación de actividades no esenciales y de control de la movilidad de cara a los días festivos con motivo de la festividad de San José y de la Semana Santa".

Ante todo esto, la situación actual y lo que hemos aprendido a lo largo de este año de pandemia "nos obliga a establecer actuaciones coordinadas en aras a prescindir de actividades no esenciales donde no pueda garantizarse el cumplimiento de las medidas preventivas, así como a evitar viajes innecesarios".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.