Sanitarios señalan que este fenómeno se puede generar por la activación del sistema inmune, pero no en todos los casos

La 2ª dosis, llave contra el Covid persistente por la respuesta inmunitaria


06 may 2021. 09.20H
SE LEE EN 2 minutos
Un reciente estudio en preprint publicado en medRxiv evidencia que un grupo de pacientes con ocho meses de enfermedad por Covid persistente, y que posteriormente fueron inoculados contra el coronavirus con pauta completa, tuvieron una leve mejoría general en los síntomas al mes de la administración. Ante este fenómeno, sanitarios españoles afirman a esta redacción que se puede deber a una activación del sistema inmunológico, pero que no pasa en todos los casos de pacientes con el denominado 'Long Covid'.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

En este contexto, Miren Basaras, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) explica que este tipo de estudios sobre los efectos de la vacunación y pacientes con Covid persistente son muy precipitado porque aún se están investigando los motivos que hacen que ocurra un efecto de ‘Long Covid’ en estos pacientes.

“Todavía es pronto para conclusiones contundentes. Sin embargo, existen algunas hipótesis para entender este fenómeno. En primer lugar, puede ocurrir que este virus se encuentre latente, escondido, en algunas regiones del cuerpo de ciertas personas y con la vacunación conseguimos activar nuestro sistema inmune bloqueando a estos virus escondidos”, argumenta la microbióloga.

Por su parte, Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, señala que la razón de este fenómeno aún no se sabe, sin embargo, considera que este suceso se podría "manifiestar" por el aumento de la respuesta inmunitaria que controla el virus que puede estar “acantonado”. El vacunólogo asegura que el efecto de las dos dosis “no pasa” en todos los pacientes con Covid persistente y descarta que se genere por un posible efecto placebo.


Ineficacia de la vacuna por los autoainticuerpos 


En otro escenario, Basaras plantea el efecto contrario: la posibilidad de que algunas personas generen los denominados autoanticuerpos al momento de infectarse, produciendo un daño a su propio sistema inmune. “Eventualmente la vacuna favorece la generación de anticuerpos que neutralizan al virus, pero si la generación de estos autoanticuerpos es muy grande y el propio sistema inmune está muy alterado puede ocurrir que la vacunación no consiga su objetivo", concluye la microbióloga.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.