Un estudio reciente apunta que mantener la distancia social no es suficiente para evitar contagios de coronavirus

Las lámparas de luz ultravioleta tardan más de 15 min. en eliminar un virus


14 mar 2021. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
Una de las principales formas por las que se cree que se trasmite el coronavirus Covid-19 es a través de la difusión en el aire de microgotitas de saliva, por lo que se investiga cómo matar al virus en el aire. Un estudio reciente investiga si la luz ultravioleta sirve para este fin y la conclusión del mismo es que estas lámparas eliminan el virus en 15 minutos.

Así, en Physics of Fluids , de AIP Publishing, Valerio D'Alessandro y su equipo describen el uso de una supercomputadora para hacer un modelo numérico de las gotas de tos irradiadas con luz ultravioleta (UV-C). También aseguran haber estudiado las distancias sociales necesarias para prevenir la transmisión del virus.

Los investigadores se centraron en la evolución de una nube de gotas de saliva, teniendo en cuenta la inercia, la flotabilidad y el peso de cada gota y su interacción aerodinámica con el medio ambiente. "Estamos interesados en la posibilidad de desactivar las partículas de virus a través de la luz UV-C", dijo D'Alessandro. "Entonces, exploramos la interacción de las gotas de saliva con una fuente externa de radiación UV-C, una lámpara".

"Los rayos UV-A y UV-B también matan los gérmenes y están presentes en los rayos del sol, pero con estos, se necesitan de 15 a 20 minutos para matar un virus", dice D'Alessandro. "Los rayos del sol desinfectan las superficies durante el verano, que es una de las razones por las que la transmisión se reduce entonces, pero no se puede utilizar para la desinfección en tiempo real. Por eso decidimos explorar el efecto de la radiación UV-C en los virus".

El trabajo de los investigadores aborda puntos clave que aún no se comprenden por completo. Primero, determinaron que un metro de distancia social "no es completamente seguro para evitar la transmisión del virus". "Si bien un metro de distancia puede ser suficiente en una situación de uno contra uno, aún puede recibir gotas de tos desde el pecho hacia abajo", dijo D'Alessandro. "Es necesario evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos. Descubrimos que dos metros es una distancia mucho más segura".


Disminuye el riesgo de contaminación


Los investigadores enfatizan que las gotas más grandes viajan alrededor de un metro. A esta distancia, solo descubrieron gotas más pequeñas, que transportan una cantidad reducida del virus."Es importante enfatizar que estos resultados se obtuvieron sin ningún viento de fondo, y si este está presente, la distancia casi se duplica", dijo. "Así que tenemos que usar mascarillas, especialmente cuando estamos muy cerca".

También encontraron que "es posible reducir el riesgo de contaminación en aproximadamente un 50 por ciento cuando se irradian nubes de gotas de saliva con radiación UV-C, sin proporcionar una dosis peligrosa a las personas", señala D'Alessandro. "Esto es de vital importancia, porque los sistemas de desinfección basados en UV-C no siempre son aceptables. El UV-C mata el virus, pero dosis más altas para humanos pueden ser peligrosas".

"Nuestro trabajo ayuda a corregir la comprensión del distanciamiento social seguro", dijo D'Alessandro. "Además, nuestros cálculos pueden ayudar a diseñar nuevos dispositivos de desinfección en tiempo real basados en UV-C que pueden reducir el riesgo de transmisión de Covid-19 y otros virus en situaciones particulares, como cajeros de supermercados o personas en situaciones similares".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.