Los especialistas consideran que el objetivo de inmunización para conseguir una protección global ha cambiado

La inmunidad de rebaño se aleja del 70% por culpa de las nuevas cepas Covid
Rafael Herruzo, Juan Luis Fernández-Martínez y Marcos López Hoyos


28 mar 2021. 11.00H
SE LEE EN 3 minutos
Hace meses que epidemiólogos de todo el mundo marcaron en un 70 por ciento el porcentaje de población que debía estar protegida frente al nuevo coronavirus para conseguir la esperada inmunidad de grupo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) continúa citando ese rango, pero ya hay voces que comienzan a dudar de él. 

En un artículo de Rafael Matesanz, fundador y exdirector de la Organización Nacional de Trasplantes, recordaba en Redacción Médica que no había que olvidar que, si la cifra inicial que se barajaba para lograr esta inmunidad era del 70 por ciento, cálculos recientes en China lo estiman ahora en un 80 por ciento, mientras que [Anthoy] Fauci acaba de situar este porcentaje entre 85-90 por ciento.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

En concreto, Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Emergencias Infecciosas de EEUU, expresó que tiene que haber entre un 70 y el 85 por ciento de la población vacunada para declarar el fin de la pandemia. 


Aún no sabemos cuánto tiempo tardaremos en vacunar al 70% de la población"


Rafael Herruzo, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, explica que tiene que ver con el número de reproducción (R0): si se calculaba que por cada persona infectada con la variante 'clásica' podía transmitir el virus a 2,5-3 personas más, el cálculo de personas inmunizadas resultaba algo así como un 67 por ciento para proteger a la población, por lo que el objetivo se aumentaba hasta el 70. Pero ahora las nuevas variantes, si realmente infectan a más, ampliaría ese número.

El catedrático en el Departamento de Matemáticas de la Universidad de Oviedo, Juan Luis Fernández-Martínez, considera que el dato en la cepa clásica está "sobreestimado". Según sus cálculos, y basándose en que cada 100 infectados habría 10 nuevos, se necesita un 50 por ciento de la población protegida para conseguir la inmunidad de grupo. Si la variante británica, que es la predominante en España, infecta 1,5 veces más, entonces se necesitaría inmunizar al 67 por ciento de la población o, lo que es lo mismo, un 17 por ciento más. El resto de variantes podrían requerir un porcentaje aún mayor.

A por la mayor inmunización posible


"Sabemos que a mayor porcentaje de inmunización, mayor protección", afirma Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), que alude también a la posibilidad de que con las nuevas cepas puede haber mayor transmisibilidad. "Y, a mayor transmisibilidad, necesitamos aumentar el porcentaje para conseguir la inmunidad de grupo". 

El inmunólogo recuerda que, por ejemplo, en el caso del sarampión es necesaria una inmunidad de más del 90 por ciento de la población. "Si vamos teniendo cepas con mayor transmisibilidad habrá que aumentar el porcentaje, pero es demasiado pronto para saberlo", afirma el inmunólogo, que señala que  habrá que esperar a ir viendo las tasas de incidencia y de vacunación que se consiguen. 

"De momento vamos a alcanzar el 70 por ciento. Aún estamos en el 10 por ciento. Debemos vacunar primero y después hablaremos de porcentajes. Aún no sabemos cuánto tiempo tardaremos en alcanzarlo y si, entre medias, habrá alguna variante más infectiva", concluye. El resto de especialistas consultados coinciden con él. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.