Un estudio sobre gestantes que pasaron el Covid revela que la inmunidad transmitida al hijo solo dura unos meses

Los anticuerpos transferidos por la madre al bebé desaparecen poco después


12 abr 2021. 12.30H
SE LEE EN 3 minutos
Un estudio multicéntrico español señala que aquellos bebés nacidos de madres que padecieron Covid-19 y que recibieron anticuerpos a través de la placenta, los perdieron en los primeros meses de vida.

Los pormenores de esta investigación serán presentados en el marco del 2º Congreso Nacional Covid-19, el principal encuentro científico sobre el coronavirus SARS-CoV-2 en España y que se celebra de forma online entre el 12 y el 16 de abril.

Las conclusiones de este estudio, en el que han participados investigadores de los hospitales Gregorio Marañón e Infanta Sofía de Madrid, y el Reina Sofía de Tudela (Navarra), apuntan que el paso transplacentario de anticuerpos a los recién nacidos ha sido muy común entre madres con Covid-19, así como que casos de infección neonatal fueron poco frecuentes y se dio tan solo en hijos de madres con infección aguda sin anticuerpos en el parto.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Para la realización del estudio se incluyeron mujeres con infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo o el parto, que dieron a luz entre marzo y noviembre de 2020. Se recogió información epidemiológica, clínica y microbiológica de las madres y sus hijos, determinándose los anticuerpos IgG frente al coronavirus, los que se generan una vez superada la infección activa.


Anticuerpos IgG en el cordón umbilical


Las gestantes se clasificaron en tres grupos según su situación frente al Covid-19 en el parto: infección aguda (PCR positiva, IgG negativa), reciente (PCR e IgG positivas) y pasada (PCR negativa, con infección documentada durante la gestación).

En total, se analizaron datos de 141 mujeres. El 34 por ciento tenía infección aguda, el 30,5 por ciento reciente y el 35,5 por ciento pasada. En el grupo de mujeres con infección aguda, ningún recién nacido tuvo IgG positiva en sangre de cordón. A los dos meses, tenían IgG positiva el 42,8 por ciento de las madres y el 11,5 por ciento de los niños, mientras que a los seis meses la tenía el 33,3 por ciento de madres y ningún niño.

En el grupo con infección reciente, el 90,9 por ciento de los recién nacidos tenían IgG positiva en sangre de cordón. A los dos meses tenían IgG positiva el 95,8 por ciento de las madres y el 57,1 por ciento de los niños, y a los seis meses, el 83,3 por ciento de las madres y ningún niño.

En el grupo con infección pasada, el 80 por ciento de las madres y el 84,4 por ciento de los recién nacidos tenían IgG positiva en el parto. A los dos meses, el 82,3 por ciento de las madres y el 64,7 por ciento de los niños; y a los seis meses, el 57,1 por ciento de las madres y el 14,3 por ciento de los niños.

La IgG positiva en sangre de cordón fue más frecuente en recién nacidos cuyas madres fueron sintomáticas (75,8 por ciento frente al 51,1 por ciento) o ingresaron por Covid-19 (90 por ciento frente al 57,6 por ciento).

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.