Las complicaciones cardiovasculares en pacientes contagiados con coronavirus se debe a una trombosis más intensa

Covid y colesterol: "Los tratados con estatinas tienen mejor pronóstico"
Carlos Guijarro Herráiz, del Hospital Universitario Fundación Alcorcón.


28 feb 2021. 14.00H
SE LEE EN 4 minutos
La presencia de colesterol alto en personas contagiadas con Covid-19 alerta a los cardiólogos por las lesiones cardíacas que se presentan en el transcurso de esta enfermedad y que pueden llegan a provocar un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad intrahospitalaria. El aumento de las complicaciones cardiovasculares, en parte, se debe por el desarrollo de una trombosis más intensa en estos pacientes. Sin embargo, el tratamiento con estatinas aplicado a personas cardiacas y contagiadas con coronavirus generan un "mejor" pronóstico, según lo explica a Redacción Médica Carlos Guijarro Herráiz, de la unidad de Medicina Interna, del Hospital Universitario Fundación Alcorcón.

¿Es peligroso para los pacientes contagiados con Covid tener el colesterol alto? ¿Por qué?

Los pacientes con Covid presentan un aumento de complicaciones cardiovasculares, en parte por el desarrollo de trombos más intenso. Las complicaciones cardiovasculares son habitualmente la consecuencia de la formación de un trombo sobre la placa de ateroma (aterotrombosis). Para ello, el control de la hipercolesterolemia es una de las herramientas más potentes para el control de las complicaciones cardiovasculares.

Algunos estudios han descrito que los pacientes tratados con estatinas tienen un mejor pronóstico de evolución Covid, que otros pacientes de similares características sin tratamiento con estatinas. Sin embargo, no hay estudios controlados que demuestren si esta asociación puede traducirse en un tratamiento.

En tal sentido, los pacientes con coronavirus deben recibir tratamiento hipolipemiante, independientemente si tienen infección por Covid o no. No existe indicación de tratamiento con estatinas simplemente por la infección del virus.

¿En qué influye sobre el Covid un colesterol bueno o uno malo?

El colesterol ‘bueno’ y el colesterol ‘malo’ son la misma molécula, pero que viajan en un distinto vehículo en la sangre: el colesterol ‘malo’ viaja desde el hígado a depositarse en las arterias en su transportador la lipoproteína de baja densidad (LDL); el colesterol ‘bueno’ es el que viaja desde las arterias hacia el hígado, limpiando las arterias en su transportado que son las lipoproteínas de alta densidad (HDL).

No hay interacciones directas entre el coronavirus y las lipoproteínas. No obstante, al poder aumentar el riesgo de aterotrombosis, en principio los pacientes con menos colesterol malo, y más colesterol bueno, estarían en mejor situación con respecto a problemas cardiovasculares.

Estudios han demostrado los beneficios de la vitamina D contra el coronavirus, ¿cómo se debería controlar el colesterol si es que este produce este tipo de vitamina?

La vitamina D es en efecto un derivado del colesterol, pero la regulación del colesterol circulante y la vitamina D son sustancialmente independientes. Los niveles de vitamina D son muy dependientes de la ingesta alimentaria (incluidos suplementos) y la exposición al sol, que no se relacionan directamente los niveles de colesterol.

¿Cómo afecta el tejido graso en el efecto de “tratamiento” de la vitamina D para pacientes Covid?

Se trata de simulaciones moleculares que sugieren la interferencia de distintos lípidos (colesterol, retinoides, Vitamina D) en el bolsillo de unión de la proteína de la espícula del coronavirus (la que usa para su entrada en la célula). No obstante, el colesterol no circula en la sangre de modo libre y desconocemos la composición de colesterol de las membranas de las células que expresan ACE2 (receptor proteico de la espícula).

Existe la posibilidad de interferir mediante compuestos lipídicos en la unión de la espícula del coronavirus con la ECA2, lo que abre la posibilidad de buscar fármacos que limiten la entrada del coronavirus en las células (reducir riesgo de ‘infección’ o de diseminación en el organismo).  No está claro que esta interferencia tenga relación con el tejido graso, pues la infección por coronavirus se produce principalmente en epitelios y en el endotelio vascular.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.