Los expertos señalan que la falta de secuenciación puede estar 'ocultado' positivos de esta variación en España

Covid: solo un tipo de PCR es capaz de "alertar" de la cepa británica
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson


29 dic 2020. 10.20H
SE LEE EN 4 minutos
POR I. P. NOVA
El 14 de diciembre de 2020, las autoridades del Reino Unido informaron a la OMS de que se había identificado una nueva cepa variante del SARS-CoV-2 mediante secuenciación genómica viral. Esta variante, denominada SARS-CoV-2 VUI 202012/01, codifica la proteína espiga (conocida como proteína spike) que el virus usa para acoplarse y entrar en las células humanas. Por el momento, apenas se cuentan por decenas los casos diagnosticados en España pero, según los expertos, puede que no sea por falta de ellos, sino porque no se están secuenciando lo suficiente.

Así lo explican el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), Rafael Ortí, y José Ramón Arribas, jefe de Infecciosas de La Paz-Carlos III a Redacción Médica. Ambos encuadran que, aunque todas las PCR diagnostican la infección de coronavirus Covid-19, solo algunas son capaces de “intuir” si se trata de la cepa británica o de algunas de las otras mutaciones del virus que ya se conocen.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19


Rafael Ortí apuesta por haber confinado a toda la población la primera semana de diciembre


De entre las PCR que se hacen en los centros hospitalarios del país, apenas hay un tipo que es capaz de intuir si existe esta variedad y puede dar la señal de que ese infectado por coronavirus lo sea por la cepa inglesa. Esto ocurre porque, normalmente, cuando se hace este tipo de pruebas se detectan unos tres genes concretos de la cepa y, en el caso de la británica, solo saltaría el aviso de dos de ellos. Sería ahí, ante la falta de uno de los genes de la secuencia, cuando se podría intuir la citada cepa inglesa y, a posteriori, hacer el estudio que confirme la mutación del SARS-CoV-2 de la que se ha infectado.

Arribas reitera que toda PCR detecta el coronavirus, sea de la variante que sea, pero solo hay un tipo de ellas que puede dar la señal de alarma de que se trata de la variante inglesa. “Normalmente, cuando hacemos las PCR se detectan unos tres genes del virus y, en el caso de que la infección de SARS-CoV-2 sea por la mutación de Gran Bretaña, no se detectaría la proteína spike. Así pone sobre la pista de que se trata de esta variante”, añade. Con ello, el jefe de Infecciosas de la Paz insiste en que "sea esta mutación o no" no cambia en nada el manejo del paciente.

En términos generales, Arribas recomienda que "si se quiere saber qué cepa ha infectado a cada español" se deberá secuenciar mucho más al virus; algo que “ahora mismo no se hace”. “Hay que tener capacidades para secuenciar muchos más virus y, estas capacidades, en España no existen”, lamenta por la falta de laboratorios y equipos.


Nueva ola de contagios: a causa de la Navidad, no de la nueva cepa


Con todo y con ello, esta supuesta variante que causa más contagios ha puesto sobre alerta a los sistemas sanitarios por el "miedo" a una nueva ola. Pero, para el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), Rafael Ortí, el aumento de la incidencia en estas semanas no se relaciona tanto con la nueva cepa sino con "la actitud de la sociedad".

“Cuando existen variaciones en el comportamiento del virus hay dos partes: la humana y la vírica. Si coincide una nueva cepa y que aumentan las prácticas de riesgo estamos ante un doble riesgo”, introduce Ortí. A su parecer, España ya está a las puertas de una cuarta ola del coronavirus (la primera en marzo, segunda en agosto, tercera en octubre y a partir de diciembre la cuarta) a la que le van a influir más las navidades que la nueva cepa inglesa.

Por ello, él mismo reitera que hubiera confinado a toda la población “la primera semana de diciembre” para que, así, “hubiéramos llegado a unas navidades muy tranquilas”. “Atrasamos la medidas por miedo”, acusa Ortí. Asemeja que corregir una tendencia negativa sobre 10 (la situación de principios de mes) “es mucho más sencillo que sobre 1.000”. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.