dom 20 septiembre 2020. 19.45H
AstraZeneca y la Universidad de Oxford, quienes están desarrollando la vacuna contra el Covid-19, han señalado que un segundo voluntario presenta "síntomas neurológicos sin explicación", una enfermedad que podría no estar vinculada a la vacuna, según se ha señalado en. una 'revisión independiente'.

El ensayo de la vacuna, que se encuentra en su tercera fase, había sido detenido tras presentar uno de los voluntarios mielitis transvera, aunque las pruebas ya se habían recuperado en Gran Bretaña, Brasil, India y Sudáfrica, según recoge The New York Times.

- Directo: toda la actualidad sobre el coronavirus -

Por su parte, fuentes de la compañía han destacado que una 'revisión independiente' ha determinado que en los dos casos "se ha considerado poco probable que estas enfermedades estén asociadas a la vacuna, o bien que no había pruebas suficientes para decir con certeza que estaban relacionadas o no con la vacuna".

En este sentido, los expertos se han mostrado preocupados ante un posible problema de comunicación entre los 18.000 voluntarios que a nivel mundial han sido vacunados y la compañía. Así, desde AstraZeneca se ha señalado que se apostará por aumentar la transparencia de sus investigaciones. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.