mar 07 julio 2020. 11.40H
El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), volcado en la investigación en torno al coronavirus Covid-19, ha creado un test de anticuerpos con un 98 por ciento de fiabilidad que estará en los hospitales españoles en un mes y medio y tendrá un formato Elisa. 

DIRECTO | Siga aquí la última hora de la pandemia

Durante el confinamiento, cuatro grupos de investigación del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC)  han trabajado en el desarrollo de test serológicos para evaluar la inmunidad frente al virus. Se trata de los grupos de investigadores Hugh Reyburn, Mar Valés, José María Casasnovas y José Miguel Rodríguez Frade, que han conseguido identificar una proteína que funciona como antígeno y combinarla con otros antígenos virales en un test serológico con una fiabilidad del 98 por ciento. 

Rosa Ménéndez, presidenta del CSIC, ha comenzado su intervención alabando el trabajo de los investigadores que han participado en el estudio. "El CSIC, desde el primer momento de la pandemia, se movilizó para buscar soluciones",ha destacado Menéndez antes de agradecer a todo el personal su labor, ya que "no ha escatimado en esfuerzos e implicación para el control y superación de la pandemia".

CSIC ha impulsado una plataforma temática multidisciplinar, Plataforma Salud Global, con la que se han buscado soluciones a medio o largo plazo. Para ello se ha coordinado a 300 grupos de investigación, involucrados en más de 60 proyectos que se centran desde el desarrollo de fármacos y vacunas hasta dispositivos de detección, material para mascarillas o control de aire. Dentro de la esta Plataforma se engloba la investigación que ha desarrollado el test presentado este martes en rueda de prensa. "Es un ejemplo de que la investigación básica está dando sus frutos", han remarcado.

Los responsables del CSIC también han destacado la importancia de las donaciones privadas que, junto con la financiación del Gobierno, han facilitado el desarollo de estas nuevas tecnologías. En total, CSIC ha recibido más de 12 millones de euros de estas donaciones.

Herramientas al servicio de la ciudadanía


Mar Valés, inmunóloga del CNB-CSIC que ha formado parte del estudio, ha remarcado que los investigadores del centro se plantearon un objetivo claro: disponer de herramientas diagnósticas producidas en España para ayudar a los clínicos y a los trabajadores de Salud Pública.

"Queríamos mucha información, en el momento y en el futuro, con una técnica factible en todos los hospitales y, a ser posible, y en los laboratorios", ha destacado. Apostaron por Elisa, "lo más complicado ha sido elegir las proteínas virales", admite la investigadora, señalando que, además de tomar en consideración proteínas ya conocidas y utilizadas en otros ensayos serológoicos; se escogió otra nueva, la proteasa del virus, "con la fortuna de que ha funcionado muy bien". Para ello, necesitaban el material genético del virus, realizar ingeniería genética para aislar el gen de cada proteína y adaptar su formato; y separar la proteína para ponerla en contacto con los sueros humanos de los pacientes. 

Entonces, se empezó a colaborar con el Hospital Universitario de La Princesa y testar a los sanitarios cuanto estaban en el pico de la pandemia. "Les agradezco la fluidez en la colaboración porquen os ha permitido evaluar la fiabilidad del ensayo", ha remarcado Valés. Más adelante, ha destacado Valès, se ha comenzado a colaborar también en el Hospital Universitario de la Paz, donde se ha evaluado a muchos pacientes pediátricos..En ambos hospitales "se va a hacer un seguimiento a los pacientes a largo plazo para saber cuánto tiempo dura la inmunidad, que está por determinar", ha anunciado la investigadora.

Tal y como ha relatado Valès a Redacción Médica, la colaboración con los hospitales ha sido muy buena y ha ayudado a conocer más la evolución de la Covid-19 en los pacientes. Además, en el caso de La Princesa, contribuyó a testar a los trabajadores sanitarios y comprobar quiénes han pasado la enfermedad. 

Por su parte, Javier Maira Vidal, jefe del Área de Estrategia Comercial e Internacionalización del CSIC ha querido remarcar que el Centro se ha volcado en encontrar soluciones científicas y tecnológicas. "Hemos trabajado contra reloj para sacar adelante proyectos en pocos meses", ha subrayado, felicitándose porque "ya tenemos una tecnología que ofrecer a la sociedad, muy demandada, como son los test de anticuerpos".

Aspecto de la sala del CSIC donde ha tenido lugar la rueda de prensa.


"Son pruebas que se hacen a partir de análisis de sangre e indican si una persona ha estado en contacto con el virus y si su sistema inmunológico ha reaccionado", ha explicado Maira, alertando de los dos problemas que se ha tenido con estos dispositivos desde el comienzo de la pandemia:su disponibilidad y su fiabilidad. Con la tecnología del CSIC, se ha congratulado, se han disipado estos problemas. 

Además, Maira ha especificado que, "de las tres proteínas que identificaron los científicos del CSIC para utilizar en estos test serológicos, una de ellas se ha protegido mediante patente y las otras dos se han registrado mediante material biológico y los derechos de explotación en términos de no exclusividad se han licenciado en la empresa Immunostep". 

Esta tecnología para detectar Covid-19 en pacientes, además de a través de los test Elisa, puede tener otro formato como tiras inmunocromatográficas, que también se conocen como test rápidos de anticuerpos porque el resultado se obtiene en unos 15 minutos. El CSIC ya está en conversaciones con varias empresas españolas para licitar los test en este formato.

Por su parte, Ricardo Jara, CEO de Immunostep, la empresa que produce los test creados por CSIC; ha indicado que la "filosofía" de su compañía es garantizar el acceso y que se pueda abastecer al mercado nacional e, incluso, al internacional.  Además, ha garantizado que el formato del kit Elisa entará en el mercado "en cuestión de semanas" y ha destacado el éxito de la colaboración público-privada para poner al servicio de la población las últimas tecnologías. La capacidad de producción de estos kits rondan los 14.000 test diarios, ha indicado y costará "unos pocos euros", siguiendo con la pretensión de la empresa de trasladar un "precio asequible al SNS".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.