El Covid-19 duplica el tiempo de espera para acceder a la sanidad pública

Los efectos de la pandemia no han aumentado el número de pacientes registrados

Un paciente en una consulta.
El Covid-19 duplica el tiempo de espera para acceder a la sanidad pública
jue 18 junio 2020. 16.20H
Àlex Lázaro | Jesús Mediavilla
El coronavirus ha obligado a retrasar buena parte de la actividad asistencial programada de los hospitales y los centros de salud. Este hecho ha provocado que en algunas comunidades autónomas se haya duplicado el tiempo medio que los pacientes tienen que esperar para poder acudir a una consulta o, incluso, para una operación.

Cataluña ha sido una de las autonomías en las que más ha aumentado la media de espera para, por ejemplo, una cita con el cardiólogo. En febrero había 10.051 ciudadanos en lista de espera y el tiempo medio que esperaban eran 57 días, mientras que según los últimos datos de mayo hay 6.685 pacientes registrados, aunque la demora ha alcanzado los 98 días.

- Directo: toda la actualidad sobre el coronavirus -

Precisamente, en Cataluña había en febrero 59 pacientes esperando una intervención quirúrgica de carácter cardíaco y esperaban cerca de 22 días. Por el contrario, el pasado mes de mayo eran 37 ciudadanos, pero por el Covid-19 la demora había pasado a 53 días.

En el caso de Castilla-La Mancha, los datos del Hospital de Toledo señalan que se ha producido un proceso similar al del CatSalut. En febrero de este año había 1.269 pacientes en lista de espera para una consulta cardiaca y esperaban una media de 74 días. Por el contrario, el número de pacientes ha descendido hasta 726 y la demora es de 108 días.

Por otra parte, Julio Pérez, consejero de Sanidad de las Islas Canarias, señaló durante la pasada sesión parlamentaria que a pesar del coronavirus las listas de espera en la comunidad solo se habían incrementado en 551 pacientes, siendo 27.051 los registrado. Aunque sí que explicó que la demora había pasado de 133 a 166 días.


Listas de espera tras el coronavirus

 
Mientras, en Aragón, al mes de febrero había 2 pacientes y una media de 70 días de espera para las listas quirúrgicas en el caso de intervenciones cardiacas. Dos meses después, y una vez la región se ha enfrentado a la peor parte de la crisis del coronavirus, esta cifra se multiplica por nueve hasta los 18 pacientes, mientras que el tiempo medio de espera se incrementa en 30 días, hasta los 100.

Para los registros de la Comunidad Foral de Navarra se ha tomado como referencia los del Complejo Hospitalario de Navarra. En este centro, el más importante de la comunidad, en el segundo mes del año había 36 pacientes que debían esperar una 

Los profesionales han tenido que focalizar gran parte de sus esfuerzos para contener el coronavirus


media de 32 días para ser intervenidos. Mientras, en mayo, los datos se ubican en 41 pacientes y 63 días de espera, lo que supone el doble que hace dos meses. Si nos referimos al estado de las listas en el caso de primera consulta, el febrero se situaban en 1.415 personas y 77 días de espera, mientras que en mayo se produce un descenso notable: 411 personas y 35 días.

En la misma línea se ha movido Castilla y León, que tal y como ha señalado la consejera de Sanidad, Verónica Casado, el periodo medio de espera ha pasado de 103 días a 172, eso sí, el número de pacientes registrados ha caído en 3.000.

La Región de Murcia es un caso particular, puesto que en sus listas para consultas externas por dolencias cardiacas no cuenta con pacientes en su haber. Aunque en el caso de las listas quirúrgicas, en febrero, contaba con 58 pacientes y 35,24 días de espera de media. Un registro que permanece prácticamente inalterado en el mes de abril, cuando había 55 pacientes y 44,15 días de espera. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.