Coronavirus: las 4 claves del perfecto desescalado para Salud Pública

El control de fronteras y la realización de tests a gran escala, claves en esta fase

El presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), Rafael Ortí.
Coronavirus: las 4 claves del perfecto desescalado para Salud Pública
lun 13 abril 2020. 19.20H
El Gobierno español ya fija su mirada en cómo efectuar la transición entre el confinamiento actual de la población por coronavirus y una situación de normalidad. Como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay que preparar a la población para que tenga en cuenta que el fin del confinamiento no implica una vuelta a la normalidad. Redacción Médica ha contactado con el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), Rafael Ortí, para que aporte cómo deben ser estas medidas de desescalada desde el punto de vista de un profesional de Salud Pública.

"Ahora hay una incertidumbre marcada por qué ha pasado en cada una de las poblaciones, porque el nivel de la inmunidad adquirida puede ser muy diferente. Que la inmunidad de grupo sea suficiente o no va a marcar las medidas que se vayan a tomar", explica Ortí. En base a ese nivel de inmunidad, las medidas de desescalada serán unas u otras. 

Es por ello que antes de determinar las medidas de desescalada es necesario conocer el nivel de inmunidad de grupo de España. En este sentido, el Gobierno anunció recientemente que el Instituto de Salud Carlos III y el Instituto Nacional de Estadística serán los responsables del estudio que medirá el grado de inmunidad de la población española.

"Si el 90 por ciento de la población de una población está protegida, se podría abrir casi todo en dicha región porque ya hay una inmunidad poblacional que te protege. Sin embargo, si estamos en zonas donde solo el 20 por ciento de la población está inmunizada, tenemos un 80 por ciento que nos pueden dar problemas y podemos tener un segundo brote. En este caso, un mes no sería suficiente para levantar barreras de distanciamiento social, habría que esperar dos meses o incluso tres, o esperar a tener la vacuna", según Ortí.

Posibilidad de que haya un segundo brote de coronavirus en España


El presidente de la Sempsph explica que si el nivel de inmunidad de grupo es bajo, la posibilidad de que haya un segundo brote de coronavirus en España aumenta. No obstante, este brote "nunca va a ser tan importante como el primero, no alcanzaría el nivel de mitigación en el que estamos ahora, pero podría generar muchos problemas".

"Si el nivel de inmunidad de grupo es bajo, la posibilidad de que haya un segundo brote de coronavirus en España aumenta"



No obstante, llegará un momento en el que la curva epidémica bajará a la línea de contención, momento que estará marcado por dos medidas principalmente para una correcta desescalada. Por un lado, "los médicos preventivistas y especialistas en Salud Pública" recuperarán el protagonismo de la acción. 

"Volveremos a sor los preventivistas y los especialistas en Salud Pública los que trabajemos en primera línea. Tenemos que conocer todos los contactos de cualquier caso. En un mes no tendremos casos autóctonos, pero podríamos tener riesgo de que aparezcan casos en un hospital, residencia, prisión...", explica.

Ortí defiende que en esta situación de la desescalada, los preventivistas deberán hacer controles y test a todos los contactos de cada nuevo positivo, incluyendo los asintomáticos. "Tenemos que pedir todas las pruebas disponibles, que antes no hacíamos, para poder reconocer rápidamente a cualquier contacto. Hasta ahora a los asintomáticos no se les hacía, pero ahora se lo pediríamos a todo el mundo".

Control de fronteras durante al menos 2 meses


El otro punto principal del comienzo de la desescalada es la potenciación de la Sanidad Exterior. "Si nos viene un viajero de fuera, como se hace en China, y da positivo por coronavirus hay que aislarlo, y a sus contactos también. Este control de fronteras durará dos meses como mínimo. Junio, julio y agosto serán meses muy buenos por el calor y demás, pero septiembre y octubre habrá que ver".

Este especialista añade que "al tomarse las medidas de confinamiento el día 14 de marzo, ya es muy difícil contagiarse salvo en algunos núcleos. Entonces, el virus no tiene posibilidad de seguir avanzando, pero por la frontera puede venir alguien de fuera contagiado, por ejemplo, de Latinoamérica, donde la epidemia ha llegado más tarde". Ortí considera en que va a haber "presión política y económica para abrir el confinamiento, pero espero que se respete la visión de los salubristas". 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.