Coronavirus | "La gente de a pie ha salvado a España, no sus autoridades"

Rafael Matesanz, fundador y exdirector de la ONT, analiza para Redacción Médica la gestión española de la pandemia

Rafael Matesanz, fundador y exdirector de la ONT.
Coronavirus | "La gente de a pie ha salvado a España, no sus autoridades"
jue 23 abril 2020. 17.30H
Con la colaboración de
Las autoridades españolas han gestionado y gestionan la crisis del coronavirus con más sombras que luces. Así se puede resumir el análisis de la pandemia realizado por una de las voces más respetadas del sector sanitario: la del fundador y exdirector de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz. Su juicio es rotundo: la gente de a pie le ha dado una importante lección al Gobierno; quien ha salvado a España del colapso han sido ellos, no las autoridades.

Dentro de esta serie de entrevistas de Redacción Médica sobre las claves que deja la crisis del coronavirus, recopiladas en el documento 'Lecciones del Covid-19 (qué ha aprendido el sector sanitario ante la pandemia)', Matesanz lamenta que el Gobierno no haya seguido ejemplos gestores como el del sistema español de trasplantes para abordar la pandemia con más “profesionalidad”, menos “autoritarismo” y más “coordinación” con las comunidades autónomas. Quedan no obstante otras oportunidades por aprovechar de esta crisis, como la de darle la importancia que se merece al Ministerio de Sanidad o la de frenar la descapitalización del sistema sanitario y de la salud pública en España.

¿Cuáles son los aciertos y errores que han tenido las autoridades españolas en la gestión del coronavirus Covid-19?

Las acciones de las autoridades sanitarias han venido marcadas por llegar tarde a casi todo e ir a remolque de la pandemia. No se compraron los test, ni las EPI, ni los respiradores a tiempo pese a que hubo indicaciones de la Comisión Europea y de la propia OMS para hacerlo con antelación. Las medidas de confinamiento se hicieron tarde, permitiendo por ejemplo todos los actos del 8M, partidos de fútbol o actos políticos cuando ya algunas entidades como los colegios de médicos o algunas comunidades habían suspendido reuniones profesionales con bastante menos gente.

Estos retrasos y la carencia de medios han condicionado la mayoría de los errores posteriores, como no hacer test a los contactos o a los profesionales sanitarios o que estos no tuvieran protección, y por tanto no poder tomar las medidas adecuadas. A ello se une la incoherencia de los mensajes con cambios continuos que se intentan justificar en decisiones de los técnicos: indicaciones de los test, uso de mascarillas, anuncios fallidos, salidas de los niños y un largo etcétera. Difícilmente se puede mantener un mínimo liderazgo imprescindible para afrontar una crisis como ésta con estos continuos errores de gestión y cambios de rumbo.

En el polo opuesto, hay que destacar y mucho la respuesta de la gente de a pie del sistema nacional de salud en su conjunto y en general de las fuerzas armadas, policías y un largo etcétera de trabajadores públicos y privados, a riesgo de su vida y desde luego de su salud física y mental. Sin ellos el país se habría colapsado y eso habrá que reconocerlo y agradecerlo porque su esfuerzo ha sido y es titánico. Quien ha salvado a España no han sido sus autoridades, si no la gente de a pie. La imagen del hospital de IFEMA con su espectacular derroche técnico, organizativo, logístico, de gestión y sobre todo de esfuerzo personal de sanitarios para nada habituados a este tipo de enfermos, es un buen símbolo de la lucha de todo un país por mantener la vida de sus ciudadanos.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y organización?

En primer lugar, es obvio que no se puede descapitalizar el Sistema Nacional de Salud (SNS) como se ha hecho en la última década, so pena de que cuando venga una prueba de esfuerzo como ésta muestre los signos de endeblez estructural que estamos padeciendo a todos los niveles (desde camas de UVI, atención primaria, recursos humanos, protección y un largo etcétera).


"El Ministerio de Sanidad no es solo para hacerse fotos y aspirar a un puesto político de mayor enjundia. Creo que el país merece un poco más"


En segundo lugar, es obligado reforzar específicamente la salud pública y los recursos destinados a la misma. Cada vez está mas claro que este tipo de pandemias se repiten periódicamente y si no reforzamos el sistema de salud pública y ponemos a verdaderos expertos al timón, las consecuencias serán tan catastróficas como lo están siendo ahora. Ejemplos como el de Finlandia con reservas estratégicas para situaciones como éstas nos deberían servir de guía.

Y por fin, sería muy de desear que los partidos que haya en el poder en cada momento se tomen un poco en serio el Ministerio de Sanidad, exijan un mínimo de conocimiento y no simplemente un carnet para dirigir un departamento que como estamos viendo ahora no es solo para hacerse fotos y aspirar a un puesto político de mayor enjundia. Creo que el país merece un poco más.

¿Qué podría aportar el sistema español de trasplantes que no haya aportado ya en la crisis actual?
   
El sistema español de trasplantes habría podido aportar sobre todo una forma de gestionar la crisis mucho mas profesional, menos autoritaria y más coordinada con las comunidades, mucho mas en contacto con la realidad. Por desgracia está siendo uno de los grandes damnificados por la epidemia como consecuencia de la enorme presión sobre UVI, los servicios de urgencia y en general todo el hospital, que hacen casi imposible la donación o el trasplante de órganos, con caídas de la actividad reportadas por la ONT de hasta un 85%.

Esperemos que el fin de la pandemia llegue pronto y el sistema pueda recuperarse, pero va a llevar tiempo porque entre otras cosas, hay muchos profesionales sanitarios afectados. Requerirá un esfuerzo adicional muy importante que espero que las autoridades sanitarias estén dispuestas a afrontar.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.