Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Brexit: los sanitarios con 5 años en Reino Unido tendrán estatus permanente

La primera ministra británica empieza a desvelar cuáles son sus ofertas para los ciudadanos europeos

Theresa May, primera ministra británica.
Brexit: los sanitarios con 5 años en Reino Unido tendrán estatus permanente
Redacción
Viernes, 23 de junio de 2017, a las 10:30
La primera ministra británica, Theresa May, ha empezado a desvelar cuáles son sus planes para los sanitarios europeos que actualmente residen en Reino Unido. Lo ha hecho en una cena ante los líderes de los Estados miembro reunidos en Bruselas, desvelando que su intención es que quienes residen actualmente en Reino Unido puedan quedarse en el país con un estatus de residencia permanente. 

La oferta de May consiste en que todos los ciudadanos que acumulen cinco años de residencia antes de una fecha límite que aún está por determinar, reciban esa residencia permanente. La horquilla de fecha se sitúa entre el 29 de marzo de 2017, momento en que Londres puso en marcha su proceso de salida de la Unión Europea, y el último día en que el país sea miembro de la Unión. 

La residencia permanente supone tener los mismos derechos que los británicos en sanidad, educación o pensiones



Además, quienes residan en Reino Unido antes de esa fecha límite podrán seguir haciéndolo hasta que cumplan los cinco años que dan derecho a la residencia permanente. La intención, según ha explicado May, es que nadie se vea obligado a abandonar el país y que no haya familias separadas por este proceso. 

El estatus de residencia permanente supone que los sanitarios españoles tendrán los mismos derechos que los británicos en cuestiones como atención sanitaria, educación, prestaciones sociales y pensiones, unos derechos que mantendrían de por vida. 

Dos años 'de gracia'

May ha valorado además que exista un periodo de gracia de hasta dos años para que los ciudadanos europeos puedan regularizar su situación. Tras este periodo, los europeos que lleguen a Reino Unido estarán sujetos a cualquier sistema de inmigración que se instaure una vez que se elimine la libre circulación de personas tras el Brexit. 

Sin embargo, la primera ministra británica ha supeditado esta oferta al compromiso recíproco del resto de Estados sobre los derechos de los 1,2 millones de ciudadanos británicos que viven actualmente en la Unión Europea, una oferta que no satisface a los líderes europeos, que exigen que sus ciudadanos residentes en territorio británico mantengan todos los derechos de la Unión Europea a lo largo de su vida. 

Mucho por hacer

"Theresa May nos ha aclarado que los ciudadanos de la UE que han vivido en Gran Bretaña durante 5 años conservarán sus plenos derechos. Es un buen comienzo. Pero todavía hay muchas otras cuestiones relacionadas con la salida, incluyendo las finanzas y la relación con Irlanda. Así que tenemos mucho por hacer hasta la próxima cumbre en octubre", respondía Angela Merkel a los periodistas. 

Según informan los medios británicos, los detalles completos se publicarán en un documento que se presentará ante el parlamento el próximo lunes.