16 nov 2018 | Actualizado: 10:30

Reino Unido puede perder el 60% de sus médicos europeos en cinco años

Una encuesta del Consejo General Médico señala que los galenos se plantean abandonar el país tras el Brexit

Los médicos europeos dicen sentirse infravalorados en Reino Unido.
Reino Unido puede perder el 60% de sus médicos europeos en cinco años
jue 02 marzo 2017. 12.00H
Redacción
El Brexit ha supuesto que el 60 por ciento de los médicos europeos que trabajan en Reino Unido estén barajando abandonar el país a corto plazo. Según una encuesta que ha realizado el Consejo General Médico entre más de 2.000 profesionales de país de la Unión Europea y Noruega, Islandia y Liechtenstein, la salida británica de la Unión forzaría su salida en un plazo de entre 2 y 5 años. 

Según publica el diario The Independent, las razones más citadas por los médicos para argumentar esta decisión son no sentirse valorados como trabajadores del NHS -Sistema Nacional de Salud- y la incertidumbre de no saber qué pasará con sus permisos de residencia, como explicó Charlie Massey, directora ejecutiva del Consejo General Médico. 

Ante esta situación, el ministro de Salud, Jonathan Ashworth, ha declarado que "es muy preocupante que más de la mitad de los doctores provenientes del Área Económica Europea se sientan tan infravalorados como para considerar abandonar Reino Unido después de la votación del Brexit". 

Pérdida de calidad para el paciente

La salida de esta cantidad de médicos tendría un enorme impacto en el NHS, que ya está sufriendo recortes de plantilla en determinadas áreas. De los 1.171 profesionales que afirman que barajan abandonar el país, el 45 por ciento lo haría en los próximos dos años, mientras que el 24 por ciento lo retrasa hasta un plazo de entre tres y cinco años. Esto supondría, según los responsables consultados por el diario, un desastre para el servicio y una amenaza para la calidad de la asistencia sanitaria a los pacientes. 

Por su parte, el director de programas para la Unión Europea del Departamento de Salud, Paul MacNaught, ha recordado que la emigración de pensionistas británicos al continente europeo le está ahorrando al Estado casi 400 millones de euros anuales en costes médicos. 

De este modo, Reino Unido paga unos 2.700 euros por paciente atendido en la Unión europea mientras que, a la inversa, recibe 5.300 euros por cada enfermo europeo que atiende dentro de sus fronteras. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.