Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Bial desvía la atención: tacha de 'oscura' la investigación que le acusa

Considera que el informe de la IGAS carece de información determinante para conocer qué sucedió con los pacientes

El presidente de Bial, Luis Portela.
Bial desvía la atención: tacha de 'oscura' la investigación que le acusa
Redacción
Viernes, 27 de mayo de 2016, a las 10:00
Bial se defiende en el caso de los ensayos clínicos. La farmacéutica ha criticado, a través de un comunicado, que el informe realizado por la Inspección General de Asuntos Sociales (IGAS) carezca de datos que permitan determinar cuáles han sido las causas del accidente durante los ensayos clínicos que realizó la compañía en Francia y que han dejado un saldo de cinco heridos graves y un fallecido. En este sentido, desde la compañía intentan paliar las acusaciones que se han realizado desde el Ministerio de Salud galo.

La farmacéutica asegura que el informe de la IGAS no le ofrece un acceso completo a la información médica del voluntario, específicamente a la relacionada con el proceso de la autopsia. En este sentido, recalcan que estos datos son “esenciales para llegar a una conclusión total de lo ocurrido en el incidente”. Además, la compañía suma una crítica más: la investigación de la Inspección General de Asuntos Sociales no aclara cuáles han sido los procedimientos llevados por parte del Hospital Universitario de Rennes durante el accidente.

En su defensa, Bial recalca que la decisión de subir las dosis en los pacientes del ensayo clínico se tomó correctamente. Argumenta que, según las conclusiones del informe de aumentar las dosis, no hubo alertas o señales de peligro en los parámetros de seguridad del paciente. Asimismo, ha recordado que los análisis de dosis individual y grupal de hasta 100 mg, realizados previamente, nunca revelaron un comportamiento inesperado en la molécula. De ahí que reiteren que “teniendo en cuenta los resultados obtenidos en las fases anteriores de prueba no había ninguna razón para modificar el aumento de las dosis previstos y aprobadas por las autoridades durante el protocolo”.

“Hasta la fecha del accidente, ninguna de las señales que se obtuvieron podrían prevenir sobre lo que ha ocurrido”, ha explicado la farmacéutica en su comunicado, indicando que, en ningún momento, se registraron niveles de toxicidad durante la experimentación en animales.