25 may 2019 | Actualizado: 19:25

Bamberg omite el origen de sus ingresos que pide el código de fundaciones

Incluye los ingresos totales pero no desglosa los pagos de patrocinadores destinados a cada actividad

Ignacio Para, presidente de la Fundación Bamberg.
Bamberg omite el origen de sus ingresos que pide el código de fundaciones
mié 13 febrero 2019. 18.30H
La Fundación Bamberg no estaría cumpliendo lo indicado por la Asociación Española de Fundaciones (AEF) a la hora de detallar los ingresos que recibe para sufragar los costes de las actividades que organiza.

En la guía práctica ‘Obligaciones contables de las fundaciones y requisitos de presentación de las cuentas anuales’, cuya última actualización ha sido publicada por la AEF en 2018, se indica que las fundaciones asociadas deben identificar “las actividades, con su denominación y ubicación física”. Una exigencia que se ha mantenido al menos desde la edición de la guía publicada en 2014.

Pero no solo eso sino que se indica que para "cada una de las actividades" hay que matizar los “recursos totales obtenidos en el ejercicio, así como su procedencia, distinguiendo entre rentas y otros ingresos derivados del patrimonio, de prestación de servicios, de subvenciones del sector público, de aportaciones privadas y de cualquier otro supuesto”.

Este periódico se ha puesto en contacto con Lilly España y ha podido contrastar a través del laboratorio que abonaron 10.000 euros a Bamberg para organizar el evento ‘Defender la salud, un compromiso de todos’, que se celebró el 30 de octubre de 2017en la Real Academia de Medicina.

Dicho acto aparece reflejado en la página 16 de las cuentas de 2017, únicas publicadas al cierre de esta información por la fundación, en el apartado ‘Conferencias y Foros de debate’. Sin embargo, su inclusión en las cuentas es solo nominal, sin que se refleje en detalle haber ingresado tal cantidad de dinero ni que contara con este patrocinador.

En las citadas cuentas, la Fundación Bamberg sí muestra en cambio “los ingresos de promociones, patrocinadores y colaboraciones” por un total de 145.132,23 euros en el año 2017. Es decir, la fundación que preside Ignacio Para solo permite conocer el total de los ingresos pero, para un caso como el evento que tuvo a Lilly España como patrocinador, no refleja que contó con ese apoyo económico para su organización.

Buenos ejemplos dentro del sector


Otras fundaciones del sector salud asociadas a la AEF, en cambio, muestran una política de transparencia mucho más detallada en sus cuentas. La Fundación Sanitas, por ejemplo, en su tabla de partidas de ingresos de 2017 refleja el desglose de cada uno: “Otros ingresos sin asignación a actividades específicas, Premio Sanitas al mejor MIR del año y Premio a la mejor investigación, Demencia, Corazón, Deporte Inclusivo y Centro de Estudios de Salud”. Todo ello hasta un total de 1.015.000 euros, detallando en cada concepto el origen de los fondos (en su caso, todo procedente de Sanitas de Seguros S.A.).

En la contabilidad por actividades, la entidad de Sanitas detalla también las ayudas monetarias que destinaron a cada acto, como los 30.000 euros destinados a los premios mencionados en el párrafo anterior; o la previsión de ayuda monetaria (al final inconclusa) para un proyecto de gestión de un website para cuidadores y familiares.

Faltan cuentas de Bamberg por publicar


No fue hasta principios de febrero cuando la Fundación Bamberg empezó a cumplir con las obligaciones de los estatutos de la AEF. Tras las informaciones aparecidas en Redacción Médica y después de que la Asociación se pusiera en contacto con su presidente, Ignacio Para, Bamberg publicó en el portal de las Fundaciones las cuentas del año 2017.

Sin embargo, a la Fundación Bamberg aún le falta un largo camino para cumplir con los estándares contra la opacidad que exige la AEF, pues solo ha publicado al cierre de esta información las cuentas del año 2017, por lo que ahora deberá compartir también las de 2013, 2014, 2015 y 2016 para estar en regla con un requisito que es de obligado cumplimiento si se quiere pertenecer a la asociación.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.