22 feb 2019 | Actualizado: 13:55

Fundación Bamberg: 5 años saltándose el mandato AEF de publicar sus cuentas

La fundación que preside Ignacio Para incumple los estatutos de la Asociación Española de Fundaciones desde el año 2013

Ignacio Para, presidente de la Fundación Bamberg.
Fundación Bamberg: 5 años saltándose el mandato AEF de publicar sus cuentas
mar 29 enero 2019. 17.30H
La Fundación Bamberg lleva saltándose los estatutos de la Asociación Española de Fundaciones (AEF) desde 2013 al no publicar sus cuentas anuales. Ese año, la citada asociación instauró en los mismos, fechados el 19 de noviembre del mencionado año, la obligación de publicar los balances económicos de sus asociadas. Así se indica en el artículo 8, ‘Deberes’, punto c: “Hacer públicas sus cuentas anuales, a través de su página web o de la web de la AEF”.

Se trató de un cambio hacia una mayor exigencia en la transparencia de las fundaciones asociadas a esta entidad, de la que Bamberg se jacta en su web que es miembro desde su fundación. En los estatutos previos del año 2009, este requerimiento no existía.

Sí se ha mantenido, en cambio, en la modificación más actual de los estatutos de la AEF, fechada en 2016, donde se incluye en el mismo artículo y punto (artículo 8 punto c) y enunciado de la misma forma que en el texto aprobado en 2013.

Por tanto, serían ya cinco los ejercicios en los que la Fundación Bamberg, presidida por Ignacio Para, estaría incumpliendo una exigencia obligatoria para pertenecer a la AEF, ya que ninguno de los periodos contables desde 2013 aparecen publicados en alguna de las dos páginas web que indican los estatutos.

Cinco años en los que la Fundación Bamberg ha estado desarrollando actividad patrocinada en numerosas ocasiones por empresas privadas (según consta en los programas de las actividades), y contando además con la participación en sus eventos de responsables de la Administración pública española. Todo ello sin rendir cuenta alguna a la opinión pública, como pide precisamente la AEF a sus asociados

Una nota discordante si se tiene en cuenta la buena política de transparencia de otras fundaciones asociadas a la AEF que también pertenecen al sector salud. Ejemplo de ello serían la Fundación Canaria Colegio de Médicos de Las Palmas; Fundación Piel Sana de la AEDV; o la Fundación Merck Salud, entre otras, las cuales comparten sin problemas sus cuentas a través de las webs oficiales: la propia o la de la asociación.

Riesgo de expulsión de la AEF


Redacción Médica se ha puesto en contacto tanto con la AEF como con la Fundación Bamberg para preguntar por qué no se habían publicado las cuentas si se exige desde 2013, así como por qué la AEF ha permitido que esta situación se haya dilatado en el tiempo. Ninguna de las dos instituciones, al cierre de esta noticia, ha respondido a las preguntas de este periódico.

Sin embargo, los propios estatutos de la AEF, en su artículo 9, ‘Pérdida de la condición de fundación asociada’, el punto d aclara que el “incumplimiento grave de cualquiera de las obligaciones establecidas en estos Estatuto” puede suponer la salida del organismo. Un proceso para el que “será necesario el acuerdo motivado de la Junta Directiva adoptado por mayoría simple, previa audiencia de la fundación afectada”.

Como ya informó este periódico, la AEF habría iniciado el primer paso de este proceso de expulsión, ya que Silverio Agea, director general de la asociación, se puso en contacto con Ignacio Para con el fin de preguntarle por qué no cumplía con lo que indicaban los estatutos. Asimismo, Juan Andrés García, director de Formación, Estudios y Grupos Sectoriales de la citada asociación, explicó a Redacción Médica que Para "sabía perfectamente" que estaba obligado a publicar sus cuentas anuales.

Esta situación se suma a las informaciones publicadas por este periódico sobre las lagunas de transparencia de la Fundación Bamberg, dedicada al sector sanitario, en relación a las exigencias de una institución como la AEF.

Lagunas con el Código de Buen Gobierno


Más allá de la falta de publicación de las cuentas de todos estos ejercicios, Bamberg también falla en muchos puntos del Código de Buen Gobierno de la AEF. Por ejemplo:

Para el bloque ‘Rendición de cuentas’, la fundación capitaneada por Ignacio Para no facilita en su web ninguno de los puntos recomendados:

• Cuentas anuales: último balance, cuenta de resultados y memoria aprobadas por el patronato y remitidas al protectorado.
• Informe externo de auditoría en caso de auditarse voluntaria u obligatoriamente.
• Último plan de actuación aprobado por el patronato y remitido al protectorado.

Para el campo de ‘Políticas aprobadas por el patronato de la fundación’, la web vuelve a no mostrar ninguno de los puntos marcados por la AEF:

• Gobierno corporativo.
- La fundación señalará si cuenta con:
  i. Marco estratégico.
  ii. Prácticas y/o principios de buen gobierno.
  iii. Mecanismos para evitar situaciones de conflicto de interés de los miembros de los órganos de gobierno.

• Criterios y procesos de control de la actividad.
- La fundación señalará si cuenta con:
  i. Pocedimientos de aprobación de gastos.
  ii. Criterios de selección de proyectos y de beneficiarios.
  iii. Sistemas de control y seguimiento interno de la actividad y de las aportaciones a los beneficiarios.
  iv. Procedimientos de aceptación de donaciones y de relación con donantes y voluntarios.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.