El protocolo establece pautas de normalizadas que guíen la detección precoz y medidas de intervención

Sanidad basará su plan contra la violencia de género en encuestas rápidas
Isaura Navarro, directora general de Salud Pública de la Comunidad Valenciana.


14 dic 2021. 11.00H
SE LEE EN 4 minutos
El Gobierno trabaja pondrá en marcha "a la mayor brevedad" posible un instrumento de cribado universal para la detección "precoz" y "efectiva" en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y la Atención Primaria a posibles víctimas de violencia de género. Un proyecto que está “inspirado”  en el que está funcionando "con éxito" ahora en la Comunidad Valenciana y que ha de ser "referencia" para el resto del país, según adelantó recientemente la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez.

El protocolo de la sanidad valenciana aupiciado por Isaura Navarro, secretaria autonómica de Salud Pública y Sistema Sanitario Público de la Comunidad Valenciana, que servirá como base para el del SNS y al que ha tenido acceso Redacción Médica, establece unas pautas que guían la detección precoz de casos de violencia de género y las medidas de intervención a seguir antes los casos identificados. También fija estrategias de seguimiento de casos identificados en el ámbito de la Atención Primaria y especializada (consultas externas, urgencias y hospitalización). Para ello, se utiliza la aplicación Sivio, que está integrada en las aplicaciones asistenciales de la región.

El documento apunta a la necesidad de preguntar, lo más pronto posible, a todas mujeres de 14 o más años sobre violencia de género. Para dectar casos de maltrato se utiliza el denominado Cuestionario de Detección. Se trata, según el protocolo, de un cuestionario “sensible y específico, corto y sencillo de cumplimentar”.  Gracias a él se analiza y valora el riego de homicidio o suicidio mediante otro Cuestionario de Riesgo y en función del nivel de peligro identificado se pone en marcha el plan de intervención específica.


Protocolo de acuación ante un caso confirmado


Tras la confirmación de un caso de maltrato, existe la obligación legal de emitir un informe médico específico (Informe Médico por Presunta Violencia de Género/Doméstica), para la comunicación del hecho a la autoridad judicial. En función del tipo de caso detectado, “se incorporan alertas recordatorias en la historia clínica de la mujer para volver a preguntar al año de la detección (casos positivos) y a los dos años (casosnegativos”. En el caso de las mujeres embarazadas, se sigue la misma sistémica, pero se aconseja al facultativo preguntar en la primera visita prenatal y al menos una vez en cada trimestre del embarazo y durante la visita del puerperio.

Este proyecto reconoce que el sector sanitario puede colaborar en la prevención primaria de este problema, y evitar que suceda, si bien su principal función “aparece en la prevención secundaria y terciaria (identificar cuanto antes el problema y reducir al máximo sus consecuencias)”. Dentro de la prevención secundaria cabe destacar la detección precoz de los casos de malos tratos.

La Conselleria de Sanidad, en el protocolo, recuerda que la literatura científica aconseja el cribado universal de la violencia de género en mujeres adultas. Además, la detección precoz de casos de violencia de género puede “reducir las consecuencias negativas en la salud de la mujer y prevenir la aparición de episodios de maltrato ulteriores”.


Sanidad, un papel crucial en la detección precoz de casos de malos tratos


“Los servicios sanitarios pueden desempeñar un papel crucial en la detección precoz de casos de malos tratos, dado que la mayoría de las mujeres acuden al sistema sanitario en algún momento de su vida (embarazo, revisiones ginecológicas rutinarias, para el cuidado médico de hijos o hijas, para el cuidado de personas mayores, etc..).

Además, dado que los malos tratos tienen importantes repercusiones en la salud de la mujer, ésta tiene una mayor posibilidad de acudir a las consultas de los servicios sanitarios, “en particular en Atención Primaria, servicios de Urgencias, Obstetricia y Ginecología, salud sexual y reproductiva o salud mental.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.