Haber acudido al hospital de manera temprana le ha evitado consecuencias fatales

A punto de morir por un shock tóxico provocado por un tampón
La británica Phoebe Banbury (Facebook).


12 feb 2017. 17.20H
SE LEE EN 1 minuto
POR REDACCIÓN
Phoebee Bambury, una estudiante británica de 19 años acaba de superar un síndrome de shock tóxico, tras estar 12 días ingresada en el hospital. Los síntomas comenzaron a las pocas horas de que la joven se pusiese un tampón.

Los síntomas del síndrome, que puede resultar en la pérdida de miembros o incluso en la muerte de la persona afectada, pueden confundirse en sus inicios con los de una gripe. Entre ellos se incluye fiebre superior a los 39 grados, dolor de cabeza, musculares, de garganta, diarrea y una erupción cutánea.

Bambury ha relatado al tambloude británico 'The Mirror' que empezó a sentirse “horriblemente mal" a las pocas horas de aplicarse el tampón. Estaba en la biblioteca cuando comenzó a sufrir vómitos y, en un primer momento, asoció los síntomas a los nervios. "Me pareció que era sólo porque era temporada de exámenes y yo había estado muy estresada".

Su cuadro continuó empeorando durante varias horas. No fue hasta la noche cuando recordó haber leído o escuchado algo asociado al uso de tampones y fue a leer el prospecto que viene en la caja. “Cuando leí los síntomas del síndrome de shock tóxico todo cuadraba", asegura. Haber acudido relativamente rápido al hospital le ha ahorrado a esta joven consecuencias aún peores.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.