Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Hay razones para que el médico de Familia no tema a la gestión integrada

Los médicos de familia se enfrentan a la gestión integral entre la esperanza y la desconfianza

Roberto Nuño-Solinís.
Hay razones para que el médico de Familia no tema a la gestión integrada
Carlos Cristóbal
Cristina Cebrián
Jueves, 09 de junio de 2016, a las 23:00
Cada vez son más las comunidades autónomas que se atreven a emprender iniciativas destinadas a acabar con ello, pero lo cierto es la separación entre el ámbito de la Atención Primaria y la hospitalaria sigue siendo una realidad en España. En ese sentido, las áreas de gestión integral se han presentado como una nueva fórmula que los médicos de familia miran con una mezcla de esperanza y temor a perder capacidad de decisión respecto a la actualidad.

Precisamente en la implantación de este tipo de unidades ha estado centrada una de las mesas que componen el XXXVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria. Moderada por el especialista en Medicina Familiar y Comunitaria Jesús Rey, en ella se ha abordado un tema que genera más dudas que respuestas: si su aplicación resulta o no positiva a la Atención Primaria.

“Las áreas de gestión integrada están estrechamente ligadas al fenómeno de la cronicidad”, ha destacado Roberto Nuño Solinís, economista de la salud de la Deusto Business School Health. En su intervención, además, no solo se ha mostrado favorable a este tipo de sistemas, sino que ha incidido en la importancia de que su aplicación derive en un fortalecimiento de la Atención Primaria. “El sistema sanitario de aquellos países que cuentan con una AP fuerte obtienen mejores resultados de salud”, ha asegurado apoyándose en datos a nivel europeo que fijan en un 23 por ciento el descenso de los reingresos y un 7 el de las hospitalizaciones, cifra que a su vez asciende hasta el 38 por ciento en el caso de los pacientes pluripatológicos.

Antoni Bayón, médico de familia en el centro de salud Trinitat de Valencia, ha tachado la gestión integrada de “oportunidad para comparar expectativas” a la vez que ha destacado la “actitud oscurantista” como elemento común a todos los sistemas sanitarios autonómicos. Asimismo, ha hecho una firme apuesta por acabar con un modelo sanitario que, considera, “es dependiente del hospital”. En este sentido, ha abogado por alejar del hospital aspectos asistenciales como el cuidado domiciliario, incluyendo dentro de este grupo los cuidados paliativos, y hacer que sean la Atención Primaria la que se ocupe de ello.

Por último, Juan José Gómez, director de la Unidad de Gestión Área del Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, ha asegurado que “no hay que tener miedo al protagonismo diagnóstico del médico de Primaria, a la vez que ha abogado por darle un papel predominante con el que, a su vez, se ‘libere’ a los servicios de urgencias.