Europa desgrana en un informe de qué mueren los españoles

El informe Eurostat analiza estos datos a nivel europeo

Los datos han sido elaborados por Eurostat.
 Europa desgrana en un informe de qué mueren los españoles
dom 18 agosto 2019. 12.50H
La principal causa de muerte en España son las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio, principalmente ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. En total, 118.824 personas fallecieron por este tipo de dolencias durante el año 2016, según los datos que maneja Eurostat, la oficina de estadística de la Unión Europea. Le sigue como segunda causa de mortalidad el cáncer, tanto neoplasias benignas como malignas.

En Europa, con un total de poco más de 5 millones de decesos, los problemas en el sistema circulatorio han supuesto la primera causa, con el 36 por ciento de las defunciones, lo que supone un total de 1,8 millones de personas. Mientras que 1,3 millones de europeos fenecieron por casos de cáncer. De este modo, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en todos los Estados miembros de la UE, excepto en Dinamarca, Francia, los Países Bajos y el Reino Unido, donde el cáncer fue el principal asesino.


El cáncer es la segunda causa de muerte en España y Europa


La tercera causa principal de muerte en la UE fueron las enfermedades del sistema respiratorio, que mataron a 422.000 personas en 2016 (8 porc ciento de todas las muertes en la UE). Este es un problema que se evidencia por el aumento generalizado del número de fumadores en el Viejo Continente.

En España, el efecto disuasorio de la ley antitabaco, que entró en vigor en el año 2011, comenzó a diluirse a partir del año 2017, cuando la tendencia se revirtió y comenzó un nuevo periodo de propensión hacia un mayor número de casos de tabaquismo. Una de las últimas encuestas sobre el consumo de tabaco de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) estima que el 23,3 por ciento de los ciudadanos, casi un cuarto de la población, es fumadora.

Entre otras causas de muerte en Europa, las enfermedades del sistema digestivo, con 222.000 muertes, fueron el 4 por ciento; las enfermedades mentales y del comportamiento como la demencia, que causaron 220.000 muertes, otro 4 por ciento; y las enfermedades del sistema nervioso, incluido el alzhéimer, provocaron 219.000 muertes, el 4 por ciento.

España, el país europeo con menor tasa de mortalidad


Otro de los datos que maneja la oficina europea de estadística es la tasa de mortalidad, donde España sale muy bien parada, dado que es el país con el índice más bajo. Los datos revelan que hubo 829 muertes por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media europea, situada en los 1.002.

Con estos datos, España se sitúa por delante de países como Francia (838), Italia (843), Malta (882), Luxemburgo (905 ) y Suecia (913). En el otro extremo se encuentra Bulgaria tuvo la tasa de mortalidad más alta de la UE con 1.602 muertes por cada 100.000 habitantes. Le siguieron Letonia y Rumania (ambos 1 476), Lituania (1 455) y Hungría (1 425).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.