Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

"Ser candidata libre en la OMC es positivo porque no debes nada a terceros"

Francisca García-Moreno aspira a hacerse con la Secretaría general del Consejo General del Colegio Oficial de Médicos

Francisca García-Moreno Nisa.
"Ser candidata libre en la OMC es positivo porque no debes nada a terceros"
Jesús Arroyo
Miércoles, 27 de junio de 2018, a las 13:30
El próximo 30 de junio Francisca García-Moreno Nisa aspira a convertirse en la nueva Secretaría general del Consejo General de Colegios de Médicos (Cgcom), para intentar “devolver y acercar la OMC a sus colegiados”. García-Moreno es especialista en Cirugía General y Digestiva en Comunidad de Madrid y desde siempre “he seguido muy de cerca la vida colegial”. Cree que su experiencia como profesora en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá puede ofrecer un punto de vista más a la realidad actual de la organización médica. Aunque llega a estas elecciones sin el aval expreso de ningún Colegio, la facultativa se muestra confiada de poder alzarse con la victorial, tras los apoyos que ha sumado durante las últimas semanas. 

¿Por qué se presenta a la Secretaría General de la Organización Médica Colegia?

Siempre he seguido muy de cerca la vida colegial y creo que mi experiencia puede aportar mucho a la Organización Médica Colegial (OMC), desde el punto de vista de dar más visibilidad, mejorarla y hacerla más cercana a los colegiados. Realmente soy un candidato libre y me presento de forma libre, con el único fin de trabajar para devolver la OMC a sus colegiados. 

¿Sobre qué líneas de actuación se basa su candidatura?

La OMC es una institución que trabaja por los colegiados, pero que a veces ofrece una imagen un poco lejana. Entonces mi idea es acercarla a los colegiados y seguir luchando por la dignidad de la profesión médica. Sobre todo, estoy muy preocupada por los colegiados que han tenido que salir fuera de España a trabajar, por eso creo fundamental saber por qué se ha producido esa situación.

¿Cómo nació esta candidatura?

Esto no es una aventura que haya iniciado sola. A mis espaldas tengo un equipo que me apoya, y la verdad es que tenemos todo perfectamente organizado. Si la candidatura sale elegida, pues enseguida nos pondríamos a trabajar y comunicaría quien conforma ese equipo.


"Mi candidatura quiere abrir la puerta a nuevos aires dentro de la OMC, que son muy necesarios"



¿Por qué es necesario dar protagonismo a la mujer dentro del Consejo General del Colegio Oficial de Médicos?

La verdad es que ser mujer o no ser mujer me parece un poco una anécdota. En la sociedad, nosotras cada vez tenemos más representación en puestos de responsabilidad y a la OMC le llegará el momento de dar ese cambio. No sé si será ahora o serán en las siguientes elecciones, pero con más del 70 por ciento de colegiadas ese cambio llegará. Reconozco que es llamativa la imagen masculina que ofrece el Consejo General del Colegio Oficial de Médicos (Cgcom) en sus imágenes, pero antes o después llegará ese cambio.

¿Esa incorporación femenina ofrecería nuevos puntos de vista?

Cuantos más puntos de vista de sumen, mucho mejor. Sí que es necesario el punto de vista de la mujer, pero también es muy importante el punto de vista de un médico libre que no esté formalmente adscrito a ningún colegio. También es importante la visión de un profesional que tenga una actividad clínica hospitalaria y contacto con la investigación, como es mi caso. Todo eso enriquece. Al igual que enriquecería que hubiera una mujer.

Tanto usted como Cristina Guijarro llegan a estas elecciones como candidatas independientes. Fuera del paraguas de la OMC. Este hecho, ¿es una dificultad añadida?

De entrada, creo que es bastante positivo que haya dos candidatas independientes. Por una parte, se demuestra que el colegiado de base muestra interés por el procedimiento electoral y hemos conseguido que muchísimos médicos se interesen por estas elecciones. Eso, de entrada, ya es positivo. Dentro de la OMC también es muy positivo que seamos candidatas libres, porque no tenemos ningún compromiso adquirido con terceras personas. Y dificultad como tal, tampoco lo creo. En todo caso, existe una dificultad en el sentido de que no nos conocían previamente las personas que formaban el censo, pero que a lo largo de esta campaña electoral hemos conseguido contactar con ellos y creo que lo que podía ser negativo al principio, hemos conseguido revertirlo, y ahora nos conocen.

¿Por qué es importante esa independencia?

Primero porque ofrecemos más cercanía al colegiado de base. Soy una más de los colegiados. Y luego, porque no pertenecemos al sistema, por decirlo de alguna manera. Mi candidatura quiere abrir la puerta a nuevos aires dentro de la OMC, que son muy necesarios.

"Voy a trabajar para devolver y acercar la OMC a sus colegiados" 



Hay varios presidentes de Colegio de Médicos, como José Luis Díaz Villarig, presidente del Colegio de Médicos de León que reconocía libremente a quien concede su apoyo. ¿Eso le afecta?

Personalmente no lo conozco. Si eso ya supone una desventaja o no, lo cierto es que no lo puedo decir. Pero a fin de cuentas, este señor solo tiene su voto, y hay 66 personas más en el censo electoral. Confío en el voto libre y democrático en estas elecciones. Además, estoy palpando un proceso electoral del que emana mucha ilusión. A lo largo de las cinco semanas que ha durado la campaña, he ido sumando apoyos, y creo sinceramente que mi candidatura es competitiva por todos estos valores que aporto nuevos: candidatura independiente, perfil diferente a los que actualmente hay en la OMC, etc.

¿Podría enumerar tres medidas que llevaría a cabo en el caso de salir vencedora en estas elecciones?

Las primeras líneas de actuación intentarían continuar con el trabajo que viene haciendo la OMC, durante las dos últimas décadas. Lo segundo seria dar más visibilidad y cercanía al propio colegiado, que ahora mismo nos ve casi como una organización sancionadora. Por otro lado, hay que agilizar todos los trámites burocráticos de la organización para que se adapten al mundo 2.0. Y por último, hay 15.000 médicos que han pedido la idoneidad de su título para poder trabajar en el extranjero. La OMC debe hacer un seguimiento de esos facultativos, ver lo que está pasando, y darles apoyo desde la organización, para intentar que vuelvan.

¿Pondría algún pero a la gestión actual de la OMC?

El fallo fundamental que tiene que resolver la OMC, y que habría que trabajar en ello, es la falta de cercanía que da colegiado. En la actualidad, vas a cualquier hospital o centro de salud de España, haces una encuesta entre 100 facultativos sobre para qué sirve la OMC o sobre cuántos mientras están en el Consejo, y el 98 por ciento no saben responder.

Por último, ¿por qué deben votar por usted el próximo 30 de junio?

Me deben votar porque estoy preparada para ejercer el puesto, y segundo porque conformo una candidatura libre, lo cual sería muy enriquecedor para la organización.