Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

"El próximo ministro tiene que saber de Medicina porque, si no, te engaña"

Amparo Botejara, candidata de Unidos Podemos por Badajoz, se ha convertido en la cara visible sanitaria del partido

Amparo Botejara, cabeza de lista de Podemos por Badajoz.
"El próximo ministro tiene que saber de Medicina porque, si no, te engaña"
Carlos Corominas
Joana Huertas
Jueves, 23 de junio de 2016, a las 19:00
La legislatura más corta de la democracia ha abierto las puertas de la Cámara baja a dos nuevos partidos que han dado al traste con el bipartidismo y han llenado el Congreso de caras nuevas y novatos en política. Una de ellas es Amparo Botejara, médica de familia de profesión, que ejerció durante los cuatro meses de actividad parlamentaria como portavoz adjunta de Podemos en la Comisión de Sanidad.
 
Esta extremeña de casi 60 años se metió en política porque no le gustaba lo que veía a su alrededor. Dejó su consulta en Badajoz y pasó a encabezar la lista de Podemos al Congreso para el 20-D. En estas segundas elecciones repite posición en la candidatura de Unidos Podemos convertida en una figura sanitaria dentro del partido. Botejara responde a las preguntas de Redacción Médica antes de dirigirse a un mitin sanitario de la confluencia en un teatro de Madrid, el único acto electoral que ha realizado fuera de su comunidad. Como todos los políticos en campaña no tiene mucho tiempo, así que vamos directos al grano.
 
¿Considera que hay universalidad en España?
 
No, de momento no, pero nosotros lo que llevamos en nuestro programa y sí que vamos a derogar el capítulo 1 del Real Decreto 16/2012. Entonces sí que conseguiremos la universalidad. Todos los partidos políticos lo llevamos en el programa: sanidad universal, pública y de calidad. El problema es luego, cuando tenemos que poner la letra a la música, pues ya ahí no ponemos todos lo mismo.
 

Amparo Botejara explica la propuesta de Podemos para reformar el copago 

¿Cómo debería ser esta universalidad? ¿Debe precisar de algún requisito como el empadronamiento o de otro tipo de documento?
 
Cuando teníamos vigente el anterior Real Decreto se utilizaban diversos trámites, pero en realidad debe tratarse del trámite burocrático más rápido para que la persona sea atendida correctamente.
 
¿Y cuál es este trámite?
 
Anteriormente era el empadronamiento, pero, depende del tiempo que se tarde en hacer el trámite burocrático, porque si vamos a tardar mucho en hacer empadronamiento tampoco es eficaz.
 
Algunos colectivos apuntan a que el empadronamiento también puede considerarse una barrera
 
Claro, claro. Si nosotros tenemos una situación en la que hacemos que el que esté empadronado suponga unas connotaciones negativas, ya estamos evitando la universalidad.
 
¿Cuál sería el objetivo de financiación de Podemos para la sanidad?
 
Nuestro objetivo para el 2019 sería un porcentaje del PIB del 6,8 por ciento frente al 5,7 por ciento que hay ahora. Estamos muy contentos porque ha habido un documento firmado por 177 economistas de distintos países europeos, como Vicenç Navarro, que apoyan el programa de Unidos Podemos en todo lo que es el tema económico.
 
En este sentido, precisamente uno de los retos a los que se enfrenta en España es el recorte de 8.000 millones que planea España, que ha anunciado la Unión Europea, Bruselas. ¿Se puede llegar a este objetivo por ejemplo del 6,8, con este recorte que planea sobre España?
 
No, nosotros entre nuestro objetivo está que tenemos que renegociar la deuda, y yo creo que no vamos a estar solos, va a haber más países con nosotros en ese camino.
 
¿Cómo pretenden renegociar esa deuda?
 
Como se hacen las negociaciones. No hay otra solución. Estamos en un contexto importante por el TTIP, al que no podemos dejar de mirar ya que puede estar condicionando muchas de las situaciones en las que estamos ahora viviendo.
 
Entonces, ¿usted cree que hay otros países que se unirán en esa negociación?
 
Sí. Francia, Portugal e Italia.
 

Botejara: "En Sanidad siempre hemos tenido mala suerte con ministros y ministras" 

¿Y creen que sí que hay posibilidades de que Bruselas les escuche?
 
Sí, sí, sí. Es que ha habido países como Portugal que cuando ha llegado la troika han ido directamente a unos puntos del sistema sanitario muy concretos. Daba la sensación de que no era un aspecto económico sino que era fundamentalmente desmontar los servicios públicos. Yo creo que ese es el objetivo.
 
¿Por qué presentaron una Proposición No de Ley (PNL) sobre copagos cuando el programa electoral dice claramente que no están a favor de los copagos?
 
Precisamente por eso lo presentamos, para aclarar un poco esta situación porque había algo de confusión.
 
Cuando una familia está en una situación de emergencia social o tiene unos ingresos menores de 12.450 euros anuales, pensamos que no tendría que contribuir al copago farmacéutico. Luego ya tenemos unos tramos de financiación acordes a los recursos que tenga cada familia.
 
Esa PNL salió aprobada por puntos, algo bastante insólito. En una entrevista reciente, precisamente en este medio, el portavoz del PSOE señalaba que se había llegado a un acuerdo con los miembros de la Comisión de Sanidad, pero él consideraba que se había parado por orden de las cúpulas de Podemos.
 
¿Por orden?
 
Por orden de las cúpulas de Podemos, que no permitían que hubiera ningún tipo de acuerdo.
 
No. Eso son montajes, escenografías. No es realidad. Además, cuando yo he estado allí en el Congreso sí que tanto el Partido Socialista como nosotros hemos llegado a acuerdos fácilmente en los proyectos que hemos presentado, pero luego hay una dinámica política de puesta en escena de ir en contra de que podamos confluir de alguna manera.
Es lógico, ¡eh! Es lógico porque hay dirigentes del PSOE que tendrían que perder privilegios y resisten a eso.
 
Pero, ¿por qué no se llegó a un acuerdo con el PSOE en este caso concreto?
 
En el primer punto y en el segundo punto sí que se llegaron a acuerdos. O sea, que el desacuerdo fue muy puntual y, por supuesto, está fuera del contexto político de que nosotros no quisiéramos.
 
En el caso de que hubiera un gobierno de izquierdas progresista de Unidos Podemos con el PSOE, ¿se volverá a plantear esta necesidad de reformar los copagos?
 
Sí. Además yo creo que vamos a coincidir en la mayoría de las cosas, porque no puede ser de otra manera.
 
¿Cuál cree que debe ser el papel de la sanidad privada en el sistema?
 
Siempre que no parasite a la pública no hay ningún problema con la sanidad privada. El problema únicamente lo tenemos cuando hay una parasitación de la pública.
 

"Se va a evitar es que la estructura pública esté parasitada por la privada"


Hay un poco de confusión en este sentido porque ustedes hablan de derogar el 15/97, incluso las propias empresas temen que pueda haber una modificación repentina.
 
El 15/97 es muy claro, transmite que la gestión pública no es eficaz o no es eficiente y eso siempre se transmite en cualquier cosa de estructura pública, que es lo que nosotros nos resistimos a aceptar. No se hace una buena gestión porque se colocan a las personas que no son idóneas, personas que no tienen un reconocimiento profesional apto para desarrollar bien esa función; se coloca a la persona que tiene el carné, con criterios políticos estrictamente.
Poniendo a las personas adecuadas, lo público no tiene por qué ser menos eficaz o eficiente que lo privado.
 
Pero en el caso de lo privado concretamente ¿cuál es ese encaje? Me gustaría que aclarara un poco este punto.
 
No, en la sanidad privada hay personas que tienen el doble aseguramiento. Es como si tú te quieres comprar un coche básico, un utilitario o te quieres comprar otro. Cada uno puede hacer con sus prestaciones lo que quiera.
 
Lo que le estoy preguntando es, si llega Unidos Podemos al poder, si de la noche a la mañana se van a cerrar empresas privadas de sanidad.
 
No, lo que se va a evitar es que la estructura pública esté parasitada por la privada, eso sí. Eso es una competencia desleal que muchas veces se hace.
 
Pero ¿las empresas privadas podrán seguir operando sin ningún problema?
 
Claro. Lo contrario no tiene nada que ver con nosotros.
 
¿Quién consideraría que pudiera ser un buen ministro o ministra de Sanidad?
 
El nombre no lo sé, pero para mí es importante que la persona que esté sepa medicina. Entiendo que esto es un tema de debate, pero en Sanidad siempre hemos tenido mala suerte con nuestros ministros y con nuestras ministras. Para mí, si se quiere hacer una buena gestión, emplear bien los recursos y hacer que sea una sanidad para todos accesible y equitativa, tiene que saber medicina, porque, si no, te engaña.
 
¿Qué opinión le merecería Rafael Bengoa como un posible ministro?
 
Pues bien. He estado en un foro con él hace un par de meses y en teoría siempre vamos juntos. Lo que pasa es que yo le he escuchado decir que sí, que ellos derogan el capítulo 1, del que estábamos hablando antes, pero hace unos meses habían firmado lo contrario. Creo que depende del contexto político en el que se esté. Supongo que el Partido Socialista no hará la misma política estando con nosotros en un gobierno del cambio que absteniéndose con el PP.
 
En este sentido, ¿podría haber posibilidades que en un gobierno de Unidos Podemos con el PSOE un posible ministro fuera Rafael Bengoa?
 
Pues yo creo que sí. Hay personas de peso en el Partido Socialista, como Borrell, que han hecho declaraciones de que no hay ningún problema para ir juntos. Se entiende que hay otros pesos pesados del Partido Socialista que tienen que renunciar a privilegios y que están posicionados en otra situación.

Amparo Botejara posa tras la entrevista en el plató de Redacción Médica.

 
¿Volverán los fármacos de diagnóstico hospitalario a la farmacia?
 
Pues habría que valorarlo. Nosotros lo que llevamos en el programa es hacer una valoración de la cartera de medicamentos, ya que se restringieron algunos fármacos por aquello de que eran para síntomas menores, cosa que nosotros no aceptamos. Nosotros estamos más posicionados en hacer una valoración del fármaco por la utilidad de este, no porque sean síntomas menores. En el aspecto de los fármacos de prescripción hospitalaria, tú sabes que esto cada tres o cuatro meses vamos cambiando de forma importante.
 
Nosotros lo que sí nos habíamos posicionado es que era inaceptable que el paciente pagara los fármacos de uso hospitalario. En eso no estamos de acuerdo.
 
¿Consideran que habría que pagar otro tipo de servicios en las farmacias?
 
No es otro tipo de servicios. Nosotros en mi tierra, en Extremadura, tenemos oficinas de farmacia que, por la dispersión que tenemos, tienen una recaudación muy escasa. Están financiadas por el ente público y al mismo tiempo se comprometen a hacer otro tipo de actividades, como prevención de vida más saludable para promocionar la actividad, el ejercicio o identificar la hipertensión, la obesidad, incidir más en esos factores.
 
Entonces, ¿habría que ampliar los servicios que se prestan en las farmacias?
 
Sí, sobre todo en el medio rural.
 
¿Qué planean hacer con el Plan de Hepatitis C?
 
Eso nos viene dado. Ya sabes que ha salido un fármaco nuevo y que nos tenemos que ir adaptando a lo que va saliendo, a lo que sea mejor para el paciente.
 
¿Consideran que ha sido un buen plan?
 
Hombre, yo creo que no. Lo de la hepatitis C, evidentemente, no ha estado coordinado ni se ha llevado a cabo como se tenía que hacer. Es uno de los problemas que hay al tener 17 sistemas sanitarios. Para solucionar eso necesitamos que el Consejo Interterritorial sea más ágil y resolutivo.
 
Por último, ¿cuál es su prioridad en materia sanitaria para los primeros cien días?
 
Pues que toda la población tenga sanidad pública, que esté bien gestionada y que sea accesible y equitativa.