Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:15
Sociosanitario > Responsabilidad

Pacientes con esquizofrenia escalan el Naranjo de Bulnes

Se trata de un proyecto de Janssen con el aval de cuatro sociedades científicas

El Naranjo de Bulnes, en los Picos de Europa (Asturias).
Pacientes con esquizofrenia escalan el Naranjo de Bulnes
Redacción
Martes, 10 de octubre de 2017, a las 13:50
Los pacientes con esquizofrenia no son sólo su enfermedad; son mucho más. Son también sus sueños, sus aspiraciones, su familia, su trabajo, sus amigos, sus retos, etcétera. Para demostrar todo de lo que son capaces a pesar de la esquizofrenia, cinco pacientes con esta enfermedad han conseguido escalar el Naranjo de Bulnes (situado en el Parque Nacional de Picos de Europa, en Asturias) de la mano del alpinista Sebastián Álvaro, dentro del proyecto ¿Y si te dijeran que puedes?, una iniciativa de Janssen con el aval de cuatro sociedades científicas.

La propuesta es una historia de superación enmarcada en el proyecto Di_capacitados, una iniciativa de Janssen que persigue realizar una labor de concienciación social con el fin de reducir el estigma asociado a la enfermedad mental, y más concretamente a la esquizofrenia.

En España se estima que cerca de 400.000 personas pueden padecerla, pero existe un gran desconocimiento por parte de la población general acerca de esta patología; por eso, esta iniciativa busca romper ese silencio del desconocimiento.

Tenemos una enfermedad, pero podemos hacer cualquier cosa”, comenta uno de los pacientes con esquizofrenia que ha escalado el Naranjo de Bulnes, junto al director del programa Al filo de lo imposible, Sebastián Álvaro, y otros alpinistas legendarios como Juanjo San Sebastián y Juanito Oiarzabal. Como señala el propio Sebastián Álvaro en el vídeo de la campaña, la esquizofrenia “es como una montaña que hay que escalar, y que a veces puede ponerse muy complicada con mal tiempo”, pero los pacientes que han participado han demostrado que todos los obstáculos se pueden llegar a salvar.

El documental, de 70 minutos de duración, fue grabado entre mayo y junio de  2016, y ninguno de sus cinco pacientes protagonistas –Beatriz, Emilio, Gonzalo, Fernando y Sergio– había practicado el alpinismo con anterioridad. Poco a poco, en el vídeo se pueden ir apreciando sus progresos, primero en un rocódromo o en picos más ‘sencillos’, como el monte Gorbea (1.482 m.) y el Mondoto (1.962 m), para enfrentarse al final al reto de ascender el mítico pico Urriellu o Naranjo de Bulnes (2.519 m).