24 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:00
Sociosanitario > Responsabilidad

'Latidos que Suman' logra 30 nuevos desfibriladores

Se instalarán en las cinco comunidades donde se han recorrido y donado más kilómetros

Staffan Schüberg, director general de Esteve.
'Latidos que Suman' logra 30 nuevos desfibriladores
Redacción
Martes, 13 de febrero de 2018, a las 19:30
Latidos que Suman ha cumplido con su principal objetivo: salvar vidas. Uno de los desfibriladores instalados en Pamplona a raíz de su primera edición ha contribuido hace poco a salvar la vida de un ciudadano que había sufrido una parada cardiorrespiratoria.
 
Ahora, esta carrera solidaria y virtual, impulsada por Esteve y la Asociación España Salud, ha completado el reto marcado hace cuatro meses en su segunda edición: recorrer 100.000 kilómetros andando, corriendo, nadando o en bicicleta para instalar 30 nuevos desfibriladores y seguir salvando vidas.
 
Próximamente, estos 30 nuevos dispositivos se instalarán en las cinco comunidades donde se han recorrido y donado más kilómetros gracias a la participación de todas las personas que participaron en la iniciativa mediante apps como Google FIT, Runtastgic, Fitbit, Apple Salud, RunKeeper o Dailymile. Así, concretamente, los desfibriladores se instalarán en Andalucía (Cádiz y Córdoba), Extremadura (Cáceres), Galicia (Santiago de Compostela), La Rioja (Logroño) y Navarra (Pamplona).
 
En la primera edición, sólo abierta a médicos y farmacéuticos, se recorrieron 70.000 kilómetros y se instalaron 20 desfibriladores en las seis autonomías donde se sumaron más kilómetros: Andalucía, Asturias, Castilla León, Extremadura, Navarra y País Vasco. Entre ambas ediciones, Latidos que Suman habrá instalado un total de 50 desfibriladores en ocho regiones (Andalucía, Asturias, Castilla León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Navarra y País Vasco), aumentando así el número de dispositivos que están disponibles en nuestro país y contribuyendo a reducir las cerca de 40.000 muertes que cada año se producen en España debido a una parada cardiorrespiratoria.

Lugares públicos

Especialmente en lugares públicos con una alta afluencia de población: plazas, colegios o instalaciones deportivas. “La meta es que, si una persona sufre una parada cardíaca, haya un desfibrilador cercano y de acceso público que pueda utilizarse, ya que las probabilidades de sobrevivir a un episodio de muerte súbita se reducen en un 10% por cada minuto que pasa”, explica Mireia Marimon, responsable de RSC de Esteve.
 
España tiene 1 desfibrilador por cada 59.0001 habitantes, es decir, unos 10.000 frente a los 100.000 en Francia o los 50.000 en el Reino Unido, estando a la cola de la UE. Si al lado de cada extintor hubiera un desfibrilador y personal con conocimientos mínimos de reanimación, cada año podrían salvarse más de 4.500 vidas1.