Desde la SERAM aseguran que la convocatoria de 2023 debería ofertar un 5% más de puestos que en 2022

Radiodiagnóstico necesita duplicar sus plazas MIR para atender la demanda
Luis Concepción, responsable de Asuntos Profesionales de la SERAM.


07 sep 2022. 12.15H
SE LEE EN 3 minutos
Radiodiagnóstico es una de las siete ramas médicas que actualmente se encuentra ante un déficit de personal de más del 10 por ciento. Una especialidad con grandes dificultades para atender a toda la demanda que reclama su servicio. A pesar de esta situación, el Ministerio de Sanidad no logra resolver dicha problemática después de que el organismo liderado por Carolina Darias llevara a cabo el reparto de plazas MIR para 2023.

El documento, al que tuvo acceso Redacción Médica, estipula que Radiodiagnóstico ofertará el 98 por ciento de sus plazas, un total de 287, en comparación con las 272 que se presentaron en la convocatoria de 2022, lo que supone un aumento del 5,5 por ciento. Este reparto de plazas para el MIR de 2023 no ha sido bien recibido por los radiólogos, quienes aseguran que "la especialidad necesita un incremento del 10 por ciento, a la par que su demanda", explica Luis Concepción, responsable de Asuntos Profesionales de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), a este medio.

En este sentido, Concepción asegura que "este crecimiento de plazas del 5,5 por ciento no responde al incremento de la demanda de Radiología, con lo cual tensiona demasiado el mercado laboral". Esto es así porque, según el radiólogo, "hay muchos hospitales que no han podido cubrir todas sus plazas y otros que tienen que saturar a sus facultativos de guardias". 


"Hay dos picos de demanda diferenciados: relevo generacional y el propio incremento de la demanda"



Una situación que para Concepción "no es buena para la especialidad porque cuando los profesionales sanitarios no pueden atender a esa demanda, esta se 'busca la vida' en otra parte".

Los dos picos de demandas de la Radiología en España


Para detallar los principales problemas a los que se enfrenta la Radiologia en España, Concepción manifiesta que "se dan dos picos de demandas diferenciados: por un lado, el relevo generacional y, por otro lado, el propio incremento de dicha demanda". A este respecto añade que "si ni siquiera se es capaz de mantener dicho relevo generacional, al final lo que el sistema está haciendo es que la carga de trabajo de los profesionales será mucho mayor y esta se liberará gracias al esfuerzo de los mismos. Si no es así, se alargará mucho más la lista de espera".

Para abordar esta problemática, Concepción señala al gran inconveniente que sufren los centros hospitalarios y es "la dificultad que presentan parapoder ofertar las plazas porque no tienen suficientes radiólogos en sus hospitales como para poder mantener la docencia". 

A esto, Concepción añade que "se entiende que los hospitales tienen que intentar ampliar al máximo su capacidad docente porque la demanda no para de crecer, además de ser una de las especialidades 'jóvenes'. Pero estos años viviremos oleadas muy grandes de jubilación porque se dieron los primeros grandes crecimientos de la especialidad y casi todos los hospitales tienen facultativos que se jubilan, por lo que no se podrá atender el relevo generacional", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.