Álex Grande, especialista en Radiología, teletrabaja para clínicas españolas desde su piso en Austria

Médico para España desde el extranjero: sin guardias y 3.000 euros/mes
Álex Grande, especialista en Radiología que teletrabaja para España desde Austria


18 feb 2022. 12.00H
SE LEE EN 4 minutos
En la Medicina teletrabajar puede ser una opción para algunas especialidades. Aunque a priori pudiera parecer difícil, cada vez son más los especialistas que dan el paso, pues entre los beneficios principales está la posibilidad de vivir en cualquier parte del mundo, trabajar menos horas y recibir sueldos de hasta 3.000 euros por una jornada parcial. Este es el caso de Álex Grande, especialista en Radiología, que desde Viena trabaja realizando informes sobre imágenes que recibe de centros españoles.  Una fórmula que le permite "la libertad para ejercer desde dónde quiera" sin perder el contacto con el sistema sanitario español. 

En España, la fórmula que plantea Grande no está muy extendida. Algo que le hace reconocer que "es muy atípico y suele llamar la atención, pero es lo que mejor me venía". En su caso, ejerce como autónomo para varias clínicas y hospitales privados del País Vasco, una "cartera de clientes" que le permiten trabajar "tan solo dos o tres horas al día, porque yo lo que quería era estar más tiempo con mi pareja y poder optar a estudiar alemán".

Con esta jornada parcial, al mes puede percibir unos 3.000 euros netos. "Para mi es suficiente", porque, tal y como señala este especialista "me he quedado con los proyectos más interesantes. Cosa diferente sería estar en casa todo el día haciendo informes como rosquillas, que en ese caso pues sé que ganaría mucho más. Pero, actualmente, en mi caso busco un equilibrio".

Teletrabajar en Radiología


Para su día a día, Grande cuenta con dos pantallas de diagnóstico y un ordenador. Con este material "estoy empleado por un lado por una clínica del País Vasco, que me da acceso al sistema PAX que es donde se archivan las imágenes. Yo veo esas imágenes, que es igual que si las viese estando en el centro, después emito un informe que queda grabado en el sistema. También trabajo con una plataforma que se dedica a la telerradiología, con ellos estoy como de guardia. Así los miércoles estoy localizado durante unas horas concretas y me van avisando según entran urgencias, tras las cuales tengo un tiempo de más o menos una hora para emitir el informe", señala el especialista.

Los beneficios están claros, "libertad y flexibilidad", pero hay que tener en cuenta la falta de contacto con otros compañeros. Así, tal y como destaca Grande "el teletrabajo en mi caso, como proyecto profesional, creo que es menos interesante que el que se puede desarrollar en un hospital, porque no estás en contacto con otros especialistas y de cara a la investigación es más difícil y limitado".

Los primeros pasos: meses sin respuesta


Hasta octubre de 2021 Álex Grande trabajaba como especialista en Radiología en un hospital público de Bilbao. "Allí no había posibilidad de teletrabajar. He sido yo quien me he buscado las empresas, contactando con clínicas y hospitales privados y ofreciéndome", señala el facultativo

Con una lista de centros que podrían ser susceptibles a sus servicios, Grande comenzó a enviar correos electrónicos. "Pasaron varios meses en los que no me respondieron. Fue muy duro, porque ya había dado el paso y pensé incluso en colegiarme en Francia donde esta modalidad está más extendida". Pero, antes de navidad tuvo la primera de las llamadas, a las que se fueron sumando algunas más y que, hasta el día de hoy, le permiten seguir dedicándose a su trabajo desde unos 2.000 de kilómetros de distancia del que fuera su primer hospital.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.