Luis Gorospe e Inés Suñén hablan sobre la especialidad de Radiodiagnóstico en el 35º Congreso Nacional de la SERAM

Gorospe: "Radiología tiene una excelente salida profesional"
Luis Gorospe Sarasúa e Ines Suñén Amador.


27 may 2021. 10.50H
SE LEE EN 5 minutos
POR CRISTIAN GALLEGOS
En el marco del 35º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), Luis Gorospe Sarasúa, responsable de formación de la sociedad, e Inés Suñén Amador, quien acaba de finalizar su residencia en el Hospital Universitario Miguel Servet, de Zaragoza explican los desafíos con los que se encontrarán los próximos R1 que elijan una plaza MIR de la especialidad de Radiología.

Para Luis Gorospe Sarasúa la Radiología es una especialidad “interesante” ya que abarca “muchas” áreas de conocimiento. “La especialidad de Radiología tiene ocho subespecialidades diferentes, es diversa (dentro de cada subespecialidad un radiólogo puede dedicarse a diferentes modalidades diagnóstica), tiene un creciente componente terapéutico (radiología vascular y técnicas locales de de ablación), y además goza de unas excelentes salidas profesionales”, argumenta.

Sobre este último punto, el especialista afirma que “la tasa de abandono de nuestra especialidad es muy baja en comparación con otras y es muy poco habitual que un radiólogo haga otra especialidad al terminar Radiodiagnóstico (de hecho, somos una especialidad de 'acogida' de residentes desencantados con otras especialidades)”.

Gorospe además explica que los radiólogos participan en todas las fases del proceso de enfermedad de un paciente. Desde el diagnóstico precoz -por ejemplo, el cribado de cáncer de mama- hasta el tratamiento endovascular intervencionista, pasando por la obtención de muestras biológicas o la estadificación o valoración de la respuesta al tratamiento de un cáncer, por lo que tiene una "privilegiada" visión global y transversal de la enfermedad.

Al ser consultado por los retos de Radiología, el responsable de fomración de SERAM destaca que “los principales desafíos a los que se enfrenta nuestra especialidad son, por un lado, la formación de los radiólogos (y de los residentes en particular) en habilidades no interpretativas, la potenciación de la investigación, el reconocimiento y la creación por parte del Ministerio de áreas de capacitación específicas (subespecialidades) y la incorporación de nuevas herramientas diagnósticas (como la inteligencia artificial o la radiómica) en nuestro trabajo diario”.


Subespecialidades en Radiología


El especialista destaca que un radiólogo en un hospital grande puede subespecializarse en “muchas” áreas: neurorradiología, radiología cardiotorácica, radiología abdominal, radiología musculoesquelética, radiología pediátrica, radiología mamaria, radiología vascular y radiología de urgencias.


"Un radiólogo en un hospital grande puede subespecializarse en muchas áreas"



“Cada una tiene sus particularidades, pero todas comparten la opción de utilizar diferentes modalidades diagnósticas (radiología convencional, ecografía, Tomografía Computarizada (TC), Resonancia Magnética (RM) e intervencionismo diagnóstico o terapéutico) y de ser las referentes, en cuanto al diagnóstico por imagen, de muchas especialidades relacionadas. En cualquier caso, muchos radiólogos no se centran en una única subespecialidad y pueden dedicarse a varias áreas de conocimiento de una forma más transversal”, explica.


Un 15% de los residentes se subespecializaría en Radiología mamaria


Por su parte, Inés Suñén Amador, en su ponencia 'La visión del residente: ¿Cómo aprovechar la rotación?', ha presentado los resultados de una encuesta realizada a residentes de Radiodiagnóstico sobre sobre su opinión acerca de la radiología mamaria en el 35º Congreso Nacional de la SERAM. En el registro, algo más de un 15 por ciento de los encuestados señaló que se subespecializaría en Radiología mamaria. Además, el dinamismo, el intervencionismo y el papel del radiólogo dentro del proceso asistencial, fueron los aspectos mejor valorados.


"Un 15 por ciento de los encuestados señaló que se subespecializaría en Radiología mamarias"



La recién especialista en radiodiagnóstico también ha comentado los recursos que proporcionan las diferentes sociedades de radiología de la mama a nivel nacional e internacional para la formación de residentes (webinars, casos clínicos comentados, foros de debate y acceso a publicaciones o revistas científicas), así como la importancia del 'European Training Curriculum of Radiology', documento que sirve de guía para la formación de residentes de radiodiagnóstico en Europa, y que establece tres niveles de formación, desde la mera observación, hasta la participación activa del residente o la subespecialización del radiólogo.

Formación de equipos multidisciplinares


“La actitud del residente es esencial para establecer un adecuado contacto con la paciente ante distintos grados de incertidumbre y para formar parte de los equipos multidisciplinares de las unidades de mama”, ha manifestado Suñén.

Por último, ha hecho hincapié en la realización de estancias en el extranjero, muy formativas para el residente. Al respecto, la European School of Radiology (ESOR) ofrece becas para estancias de dos a tres meses en centros internacionales de reconocido prestigio, en las que ha participado Suñén, y para la realización de 'fellowships'

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.