La tasa de detección a través de esta nueva técnica es del 73%, en comparación con el 50% de la convencional

"La biopsia robótica de próstata por resonancia exige financiación del SNS"
Kai Vilanova, especialista de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).


31 may 2022. 17.40H
SE LEE EN 5 minutos
El cáncer de próstata es uno de los tumores más prevalentes en los hombres, del que se esperan casi 31.000 nuevos casos en España para 2022, según el Informe 'El cáncer en España 2022' de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Actualmente, la técnica convencional para detectar cáncer de próstata es la biopsia por ecografía, con una tasa de detección de un 50 por ciento. Sin embargo, una nueva técnica conocida como "biopsia robótica por resonancia magnética demuestra una tasa de detección del 73 por ciento", explica Kai Vilanova, especialista de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) y consultor del Servicio de Radiología del Hospital Universitario de Gerona Doctor Josep Trueta, a Redacción Médica.

Según Vilanova, "este nuevo método, aparte de que ha demostrado ser eficaz por los datos publicados, otra de las grandes ventajas es que dicha técnica no requiere ningún tipo de anestesia y el tiempo de realización no llega ni a 30 minutos. Con lo cual, se trata de una técnica poco invasiva y de implantación sencilla sin grandes costes adicionales". Sin embargo, actualmente, la biopsia robótica por resonancia magnética "solo se hace en la sanidad privada", añade Vilanova. Y dado que, "gracias a esta técnica se está detectando muchos más casos de cáncer de próstata que la habitual por ecografía, la biopsia robótica por resonancia exige financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS) para poder instaurarla en los hospitales públicos", aclara el radiólogo.

En cuanto a los recursos tecnológicos necesarios para implantar esta nueva técnica en los Servicios de Radiología de los hospitales públicos españoles, Vilanova admite que "el coste se ciñe prácticamente solo al dispositivo robótico y, en cuanto al personal, tan solo se necesitan a dos personas: al técnico de resonancia magnética y al radiólogo, a nadie más".


"El sistema público cuenta con una gran dificultad a la hora de obtener recursos económicos y distintos equipamientos tecnológicos"



Como el coste del dispositivo robótico "puede ser un poco elevado, para empezar a implantarlo poco a poco, se debe optimizar los recursos". Para ello, Vilanova plantea la posibilidad de "adjudicar ciertos hospitales de referencia en los que se implante el robot y que los centros hospitalarios comarcales que realicen la biopsia tradicional, puedan derivar a los pacientes con ciertas indicaciones a estos centros de referencia para realizarles esta técnica". Según Vilanova, "así es como se consigue la optimización de los recursos".

Medios económicos, uno de los talones de Aquiles del SNS


El radiólogo Vilanova lleva un total de 30 años trabajando en el SNS y es pionero en la resonancia magnética de próstata en España. Una trayectoria que le demuestra cómo "el sistema público cuenta con una gran dificultad a la hora de obtener recursos económicos y distintos equipamientos tecnológicos".

Asimismo, Vilanova añade que "no solo se trata de recursos económicos, sino también de recursos que permitan agilizar la adquisición de determinadas tecnologías avanzadas en el sistema público y, desgraciadamente, es el panorama en el que vivimos". La biopsia robótica es un gran ejemplo para Vilanova ya que "hace dos años que se ha implantado y, a día de hoy, no se dispone de esta en la sanidad pública". 

De hecho, según admite Vilanova, "ya estamos valorando la posibilidad de incluir esta nueva tecnología al Hospital Trueta, pero para ello se deben hacer una serie de tramitaciones para poder implantar toda esta tecnología en el SNS".

¿Cómo funciona la biopsia robótica de próstata por resonancia?


El radiólogo explica que "la biopsia de próstata se realiza mediante ecografía, pero el diagnóstico de sospecha de cáncer de próstata se realiza mediante resonancia magnética. Cuando se tiene esa sospecha, el procedimiento de la biopsia suele ser mediante ecografía porque es mucho más asequible y resulta mucho más cómodo".

Esta técnica convencional tiene, según Vilanova, "un problema y es que cuando vamos a hacer la ecografía para llevar a cabo la biopsia, la imagen que hemos visto en la resonancia no la vemos en la ecografía, con lo cual tenemos el problema de colocar la aguja con exactitud en la lesión".

Este nuevo método "resulta muy eficaz por la exactitud de colocación de la aguja, para poder hacer y tomar la biopsia y así tomar la muestra del tumor", concluye Vilanova.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.