17 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 20:10
Especialidades > Psiquiatría

Un ordenador identifica el TDAH por los gestos faciales de los niños

Idean un algoritmo que los automatiza y reconoce

Tanto el autismo como el TDAH se reflejan en algunos gestos de la cara y de la cabeza, según revela una investigación.
Un ordenador identifica el TDAH por los gestos faciales de los niños
Redacción
Lunes, 09 de enero de 2017, a las 12:00
Un ordenador ha aprendido a distinguir, a partir de los gestos de la cara, qué niños padecen trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o bien del espectro autista, tal como ha recogido una investigación publicada en New Scientist.

La máquina funciona con un algoritmo que estudia las expresiones faciales y los movimientos de la cabeza de los niños contribuyen y que, en efecto, refuerza el diagnóstico de los médicos que, en todo caso, no debe ser excluido en momento alguno, han advertido los autores del estudio.

Muchos de estos gestos se producen en los niños con ese tipo de trastornos “y los comportamientos visuales son, asimismo, similares”, según ha asegurado Michel Valstar, de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) y ha recogido la revista citada.

Por esta razón, su equipo decidió automatizar algunos de estos comportamientos e identificarlos. Así, el grupo capturó imágenes de 55 adultos mientras leían, escuchaban historias y respondían a preguntas. “Las personas con autismo no siempre alcanzan las sutilezas sociales y emocionales” que sí poseen los demás, ha revelado Valstar.

Los participantes se dividieron en cuatro grupos: personas diagnosticadas con autismo, personas con TDAH, personas con ambos trastornos o ninguno.

Después, el ordenador aprendió a detectar las diferencias entre  los grupos. Por ejemplo, las personas con ambas condiciones eran menos propensas a levantar las cejas cuando veían una información sorprendente.

Los investigadores utilizaron también el movimiento de la cabeza para medir la atención de los voluntarios. A partir del uso de ambas medidas, el sistema diseñado por el equipo identificó correctamente a las personas con TDAH o condiciones similares al autismo en un 96 por ciento de los casos.

“Estamos creando herramientas de diagnóstico que acelerarán el diagnóstico, pero no creemos que podamos eliminar a los humanos. Los seres humanos añaden ética y valores morales al proceso”, ha recalcado Valstar.