19 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Especialidades > Psiquiatría

Un estudio asocia el uso del móvil en el embarazo con el TDAH infantil

El trabajo, coordinado por el ISGlobal, vincula el abuso de estos dispositivos con la hiperactividad y falta de atención

Un estudio asocia el uso del móvil en el embarazo con el TDAH infantil
Redacción
Jueves, 20 de abril de 2017, a las 16:00
Un estudio coordinado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha constatado que las mujeres que utilizan con frecuencia el teléfono móvil cuando están embarazadas podrían tener más probabilidades de tener un hijo con problemas de conducta, en especial hiperactividad y falta de atención (TDAH).

Así se desprende de los resultados publicados en la revista Environment International, obtenidos a partir de los datos de 83.884 parejas madre-hijo de España, Dinamarca, Corea, Holanda y Noruega.

Los investigadores analizaron el comportamiento de las madres embarazadas y de sus hijos con edades comprendidas entre 5 y 7 años, y observaron que quienes no usaron el teléfono móvil durante el embarazo (el 39% de la muestra) tuvieron hijos con menos problemas generales de conducta, como hiperactividad, falta de atención o dificultades emocionales.

La mayoría eran mujeres que formaban parte de la cohorte danesa, que fueron reclutadas antes para el estudio --entre 1996-2002-- un tiempo en el que el móvil se usaba mucho menos que ahora. De todos los niños analizados, el 6,6 por ciento tuvo dificultades generales de conducta, un 8,3 por ciento mostró hiperactividad y falta de atención, y un 12 por ciento presentó problemas emocionales.

Laura Birks, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, ha reconocido que los resultados muestran "una evidencia consistente del riesgo de problemas de hiperactividad y falta de atención por un uso medio y alto del teléfono móvil por parte de las mujeres durante el embarazo". Los autores, no obstante, ven posible que las madres con problemas de hiperactividad fueran más propensas a hacer más llamadas telefónicas o que la hiperactividad se heredara por genética.

La investigación, que forma parte del proyecto europeo 'Gerónimo', es la más grande que se ha realizado hasta la fecha para evaluar este tipo de asociaciones.