23 de marzo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 11:00
Especialidades > Psiquiatría

Un 20% de los refugiados en Europa padece trastornos psiquiátricos

Según revela Ricardo Angora, cooperante de Médicos del Mundo

Javier Izárregui, presidente de la Asociación de Amigos del Hospital de La Princesa (Aupa); Javier García Pérez; Ricardo Angora; Carlos Valiente, secretario de la Aupa; y Julio Ancochea.
Un 20% de los refugiados en Europa padece trastornos psiquiátricos
Cristina Cebrián
Miércoles, 15 de marzo de 2017, a las 16:00
El doble de trastornos mentales tanto comunes como graves que en la población general. Tal balance se corresponde con los refugiados que consiguen asilo en Europa procedentes de países como Siria, en guerra desde hace justo ahora seis años.

Así lo ha revelado el psiquiatra del 12 de Octubre de Madrid Ricardo Angora, miembro de la Junta Directiva de la Coordinadora Española de ONG, además de cooperante en Médicos del Mundo, durante una de la sesiones de Be Neumo Be You, la iniciativa del Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid que lideran el jefe del Servicio, Julio Ancochea, y el también neumólogo Javier García Pérez.

Según ha precisado, un 60 por ciento de los refugiados que llegan a los países comunitarios padece algún tipo de sufrimiento moral. Y, en efecto, a un 20 por ciento de todos ellos se les diagnostica alguna clase de trastorno mental común como ansiedad, alteraciones del sueño, desorden de estrés postraumático…, ha puntualizado este psiquiatra, “es decir, el doble de incidencia de estos problemas que en la población general”.

También se duplica entre los refugiados acogidos la proporción de trastornos mentales graves y se sitúa en un dos por ciento (frente al 1 por ciento del promedio de la sociedad).

Con todo, la primera atención que precisan estas personas pasa por disponer de servicios básicos y seguridad física; acto seguido, por este orden de importancia, organizaciones como Médicos del Mundo, Cruz Roja y también los gobiernos comunitarios tratan de fortalecer sus lazos familiares si los poseen, prestarles apoyo psicosocial focalizado y, por último, prestarles los servicios médico-clínicos que necesiten, ha dado a conocer Angora.

Ricardo Angora y Julio Ancochea, justo antes de comenzar la sesión.

Pero su experiencia, que ha difundido entre médicos del hospital durante la sesión, no se reduce a la atención de los refugiados que logran llegar a Europa. También ha contado su visión de las condiciones en que se encuentran durante el tránsito que sufren desde sus países de origen.

“Los más vulnerables, desde el punto de vista de la salud mental, son los discapacitados físicos y mentales, enfermos crónicos, ancianos, mujeres y, como grupo en especial protegido, los niños no acompañados; también, por supuesto, los náufragos que, en la vertiente mediterránea, se contabilizan por 250.000 a razón, en un momento dado, de 4.000 a 6.000 cada día”, ha concluido.

Qué sucede con ellos una vez llegan a la UE

Una vez se instalan en cualquiera de los países de la Unión Europea (UE), por ejemplo, de forma muy importante, en Grecia, los refugiados considerados en riesgo, entre ellos quienes sufren problemas de salud mental sean psiquiátricos o derivados de pérdidas de familiares, situaciones de duelo, estrés…, son realojados por equipos especiales que los transportan a países europeos que han firmado convenios a tal efecto, ha informado.

“En España, Cruz Roja y los Centros de Encuentro y Acogida –CEA– son los que prestan atención a estas personas”, ha matizado.

“La UE carece de influencia geopolítica para resolverlo”

Preguntado, por último, por el propio Ancochea sobre el papel de España ante el drama de los refugiados, Angora ha recordado que, por desgracia, la influencia geopolítica de la Unión Europea ha perdido mucho peso y, en este momento, quienes más influencia poseen para actuar son países como Estados Unidos, Rusia, China, Irán, Turquía y Arabia Saudí.