18 de agosto de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:15
Especialidades > Psiquiatría

Psicosis, autismo y trastorno bipolar, grandes candidatos a la herencia

Les sigue de cerca la depresión mayor

El psiquiatra Luis Gutiérrez Rojas está especializado en el estudio de la carga genética de los trastornos mentales.
Psicosis, autismo y trastorno bipolar, grandes candidatos a la herencia
Viernes, 02 de diciembre de 2016, a las 10:40
Los trastornos mentales con más probabilidades de heredarse se corresponden con el autismo (entre un 80 y 90 por ciento de probabilidades si portan su carga genética los familiares de primer grado), el trastorno bipolar (80 por ciento), la depresión mayor (30 por ciento) y la esquizofrenia.

En el caso de esta última, se ha comprobado en gemelos monocigóticos que, si uno de ellos lo padece, el otro posee hasta un 45 por ciento de probabilidades de portar la misma carga genética y, por tanto, de llegar a expresar igualmente la enfermedad.

Una observación que, para Luis Gutiérrez Rojas, psiquiatra del Grupo 06 del Cibersam, da una idea del importante componente heredable de la patología “pero también de que su transmisión y potencial expresión no son absolutas”, es decir, existe un margen considerable en el que operan otros factores diferentes al genoma a la hora de que la enfermedad esté presente.

Otro dato aportado por este especialista durante el II Encuentro entre Investigadores en Salud Mental, Pacientes y Familiares, celebrado en la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, repara en el hecho de que, si se tiene a un familiar de primer grado con enfermedad mental, la probabilidad de heredarlo es del nueve por ciento, en tanto que si no se tienen antecedentes se queda en un 3 por ciento.

Un test de sangre para saber detectar el futuro trastorno

“Aún no podemos hacer un test de sangre al paciente para saber qué enfermedad mental padecerá; sabemos, eso sí, que el número de mutaciones modulará la predisposición a padecer trastornos afectivos, emocionales, psicóticos o incluso una combinación de todos ellos como no pocas veces se aprecia en los pacientes en la consulta”, ha reflexionado.

En la actualidad –siempre según este psiquiatra– se buscan marcadores de genes que codifiquen proteínas que intervienen en la ruta de la serotonina, como receptores y transportadores, para saber quién está expuesto y quién no lo está.

Y, en esta suerte de carrera por dar con ellos, por el momento se han descubierto bastantes genes candidatos, algunos de ellos asociados al alcoholismo, a la ansiedad, a la depresión mayor y trastorno bipolar (éstos dos comparten muchos), entre otras alteraciones.