16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 17:05
Especialidades > Psiquiatría

Los psiquiatras advierten que internet no es una fuente fiable para el TDAH

Los expertos critican que muchos padres recurran a la web para consultar los métodos más óptimos de tratamiento

Los padres tienen que consultar al médico sobre la terapia para sus hijos.
Los psiquiatras advierten que internet no es una fuente fiable para el TDAH
Redacción
Viernes, 23 de junio de 2017, a las 18:20
Muchos padres de hijos diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) recurren a internet para consultar y elegir cuáles son los métodos óptimos de diagnóstico y tratamientos. Así lo han puesto de relevancia los expertos durante la XI Jornada de Actualización en Psiquiatría Infantil y Adolescente, cita anual de relevancia en la especial médica que se celebra en Pamplona. En este contexto, han hecho un llamamiento para que los progenitores sean prudentes al leer información en la web y redes sociales y discutan y consulten con su médico la evidencia científica para el tratamiento del trastorno.

Según el especialista internacional Samuele Cortese, “las terapias se componen de medicación, psicología, apoyo académico y en formar a los padres y profesores en psicoeducación y manejo conductual. Desde hace años, y cada vez más, hemos detectado que existen ciertas dudas ante optar por un tratamiento farmacológico o de otro tipo y el debate no tiene que estar en la calle, ni en las redes sociales, sino en los despachos de los profesionales, ya que nosotros sabemos cuál es el mejor tipo de tratamiento para cada caso”

“Consultad a los médicos”

Durante su comparecencia, el psiquiatra no ha dudado en defender el gremio: “Sabemos lo que funciona, lo que no funciona, y sabemos mucho mejor cómo funcionan las terapias. Los tratamientos con eficaces y seguros. Por ello, pedimos a los padres y madres que no se fíen de las informaciones que se publican en internet y que nos consulten a nosotros porque se están dando muchos y buenos pasos y, cada vez más, y existen nuevas evidencias sobre los tratamientos farmacológicos y no farmacológicos”

Por último, el experto ha concluido con que la medicación es “segura y eficaz, no produce adicción ni efectos secundarios graves ni cambia la personalidad del niño. Ayuda a reducir los síntomas y problemas asociados y se ha comprobado científicamente que mejora la función y la maduración cerebral”.