Las redes sociales mejoran y protegen la salud mental de adultos

Un estudio señala que el uso regular de internet podría evitar graves trastornos psicológicos

Universidad Estatal de Míchigan.
Las redes sociales mejoran y protegen la salud mental de adultos
lun 01 julio 2019. 12.00H
Suele pensarse lo contrario, pero el uso regular de las redes sociales y de internet podría mejorar la salud mental en los adultos y ayudar a evitar los graves trastornos psicológicos, como la depresión y la ansiedad. Así lo expone un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos).

Las tecnologías de comunicación y las plataformas de medios sociales facilitan el mantenimiento de las relaciones y el acceso a la información de salud, lo que podría explicar este efecto, tal y como destaca Keith Hampton, profesor de medios e información en la Universidad Estatal de Michigan.

El experto explica que la "mala fama" de las redes sociales se debe, simplemente, a que hasta ahora, los adultos no han sido el foco de mucha investigación sobre el tema, mientras la mayoría de los estudios sobre las redes sociales se han centrado en jóvenes y estudiantes universitarios, de modo que los efectos podrían explicarse por las distintas etapas de la vida y no por el uso que se hace de la tecnología.

Por lo tanto, Hampton se propuso estudiar poblaciones más maduras, analizando datos de más de 13.000 relaciones de participantes adultos en el 'Estudio de Panel de Dinámicas de Ingresos de Estados Unidos', la encuesta de hogares más antigua del mundo. Utilizó los datos de 2015 y 2016, que incluían una serie de preguntas sobre el uso de las tecnologías de la comunicación y los trastornos psicológicos.

Menos riesgo de malestar psicológico grave 


Descubrió que los usuarios de las redes sociales tienen un 63 por ciento menos de probabilidades de experimentar un malestar psicológico grave de un año al otro, incluida la depresión mayor o la ansiedad grave. Tener miembros de la familia extendida en las redes sociales redujo aún más la angustia psicológica, siempre y cuando la salud mental de los miembros de la familia no disminuyera.

El estudio, publicado en el 'Journal of Computer Mediated-Communication', concluye asimismo que alguien que usa un sitio de redes sociales tiene 1,63 veces más probabilidades de evitar problemas psicológicos graves, si bien el grado en que las tecnologías de comunicación afectan la angustia psicológica varía según el tipo y la cantidad de tecnologías que utilizan las personas y sus familiares.

Los cambios en la salud mental de los miembros de la familia afectan la angustia psicológica que experimentan otros familiares, pero solo si ambos miembros están conectados a una red social. "Actualmente, tenemos estos pequeños fragmentos de información en curso en nuestros teléfonos móviles, y ese contacto continuo puede ser importante para cosas como la salud mental", concluye Hampton.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.