La respuesta cerebral de 'ir y detenerse' mejora el diagnóstico de TDAH

El investigador Donald Gilber ha liderado un estudio, publicado en 'Neurology', en 131 niños

La respuesta cerebral de 'ir y detenerse' mejora el diagnóstico de TDAH
mié 31 julio 2019. 10.30H
La actividad cerebral diferente en el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) podría proporcionar un diagnóstico más preciso del trastorno, tal y como señala una nueva investigación que ha sido publicada en 'Neurology'.

Cuando los niños con TDAH están decidiendo actuar o no, la excitabilidad eléctrica del cerebro difiere de dos maneras, señala el investigador del estudio, Donald Gilbert, director de la Tourette's Syndrome and Movement Disorder Clinics y el Transcranial Magnetic Stimulation Laboratory, en el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, en Ohio, Estados Unidos.

"En primer lugar, hay un sistema de freno muy importante que no activan, y en segundo lugar, la intensificación general de la fisiología de su cerebro para cumplir el reto de la tarea está reducida", comenta Gilbert, quien también es profesor asociado de Neurología Pediátrica.


Procedimiento 


En comparación con los compañeros de desarrollo típico, los niños con TDAH  demuestran de manera sistemática la inhibición cortical de intervalo breve (SICI, por sus siglas en inglés), provocada por estimulación magnética transcraneal (TMS, por sus siglas en inglés) de potenciales evocados motores (MEPs, por sus siglas en inglés) en la corteza motora en reposo (M1).


"Hay un sistema de freno muy importante que no activan"


Para determinar si la fisiología M1 perturbada también refleja una disfunción conductual clínicamente relevante, los investigadores evaluaron la fisiología M1 durante una tarea de control cognitivo que afecta la selección / inhibición de la respuesta motora.

En este estudio de casos y controles, se evaluaron las calificaciones de comportamiento, la motricidad (evaluada mediante un examen estandarizado) y la fisiología M1 izquierda en 131 niños diestros de 8 a 12 años (66 niños con TDAH, de los cuales 43 eran varones, y 65 con desarrollo típico de 10,6 años de media, de los cuales 42 eran varones).


Resultados primarios 


Los resultados primarios fueron amplitudes MEP y SICI, evaluadas durante el reposo y durante una tarea de reacción de señal de parada Slater-Hammel “racecar” modificada, con pulsos TMS administrados 150 ms antes de la acción de ir al objetivo y después de la señal de parada dinámica.

Cuando se les incentivó mediante pulsos de estimulación magnética transcraneal, los niños con TDAH mostraron reducción de la inhibición cortical de intervalo breve durante la selección de la respuesta "ir", e inhibición de la respuesta "detenerse", en comparación con controles. Además, estas respuestas fueron más lentas de manera estadísticamente significativa y más variables en aquellos niños con el trastorno que en el grupo de control. También mostraron una fuerte relación entre la gravedad de los síntomas y la modulación ascendente relacionada con la tarea de la corteza motora, tal y como explica Wendy Wolfson en Medscape

La disminución de la modulación ascendente relacionada con la tarea se asoció a síntomas de TDAH más graves de manera estadísticamente significativa y a tiempos de reacción más lentos a las señales de detenerse.

En comparación con el grupo de control, el grupo con TDAH también mostró diferente fisiología de la corteza motora, reducción de la inhibición cortical de intervalo breve en los diferentes estados conductuales, y menos modulación ascendente relacionada con tareas desde el estado de reposo para seleccionar una acción.

Además, los niños con el trastorno mostraron menos inhibición cortical de intervalo breve en M1 en reposo y en los intentos de ir y detenerse. En reposo, estos niños tenían un nivel de inhibición inicial de 43 por ciento, en comparación con 54 por ciento para controles. La inhibición cortical de intervalo breve en M1 también se redujo 19 por ciento en la cohorte con TDAH. El desempeño en la inhibición de la respuesta fue parecida en ambos grupos.

Pobsibles implicaciones para el tratamiento


La excitabilidad de M1 en reposo se incrementó de manera estadísticamente significativa durante la participación en la tarea de inhibición de la respuesta. Esta modulación ascendente de la tarea fue menos robusta entre los grupos y dentro de los grupos. Los niños con puntuaciones de TDAH más graves mostraron disminución de la modulación ascendente relacionada con la tarea y tiempos de reacción a la señal de detenerse más lentos.


"Nos gustaría encontrar mediciones biológicas que nos permitan comprender las diferntes formas en que el cerebro pueda verse afectado"


En comparación con el grupo de control, tuvieron 40 por ciento menos señales inhibitorias en el dedo durante la conducción, y 45 por ciento menos señales inhibitorias durante el detenimiento. Por último, la participación cerebral global fue 10 por ciento más baja en niños con TDAH, lo cual se correlacionó fuertemente con la gravedad de los síntomas del trastorno.

Los investigadores señalaron que la fisiología de M1 indica disfunción en regiones prefrontal o subcortical que intervienen en alterar la desatención, la hiperactividad y la impulsividad.

Resumieron que los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad mostraron diferencias en la fisiología de su corteza motora, inhibición cortical de intervalo breve deficiente y menos modulación ascendente de la tarea desde el reposo para seleccionar la acción, lo cual se mapeó con el grado de gravedad del TDAH. 

Sin embargo, Gilbert señaló que se necesita más investigación. "Si acudes a mí preocupado porque tu hijo pueda tenerTDAH, te haría 18 preguntas", dijo.

"Es así como se diagnostica el TDAH, no existe una prueba. Así que realmente nos gustaría encontrar mediciones biológicas que nos permitan comprender diferentes formas en que el cerebro puede verse afectado y producir síntomas de trastorno por déficit de atención con hiperactividad", señaló Gilbert. "En última instancia, si pudiéramos comprender mejor esto, podríamos tratarlo mejor".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.