Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25
Especialidades > Psiquiatría

La OMS forma a médicos ajenos a la Psiquiatría para tratar la depresión

La psicoterapia o medicación antidepresiva, o la combinación de ambos, es el tratamiento recomendado por la organización

Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud.
La OMS forma a médicos ajenos a la Psiquiatría para tratar la depresión
Redacción
Lunes, 03 de abril de 2017, a las 11:00
La depresión es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en todo el mundo y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 50 por ciento de las personas con depresión no reciben un correcto tratamiento, que implica una psicoterapia o medicación antidepresiva, o una combinación de las dos. Por ello, bajo la Guía de intervención para trastornos mentales elaborada por la OMS, la organización forma a médicos no especializados en Psiquiatría para proporcionar este tratamiento a las personas con depresión.

La OMS reclama además la necesidad de una mayor inversión por parte de los gobiernos para ayudar a los más de 300 millones de personas que viven con depresión, una cifra que se ha incrementado en más del 18 por ciento entre los años 2005 y 2015. “Estas nuevas cifras son un llamado de atención a todos los países para que reconsideren sus enfoques sobre la salud mental y la traten con la urgencia que merece”, señala Margaret Chan, directora general de la OMS.

Según datos del último informe, los gobiernos gastan por término medio un tres por ciento de sus presupuestos sanitarios en salud mental, variando de menos del uno por ciento en los países de ingresos bajos al cinco por ciento en los países de ingresos altos. “Debemos actuar ahora para cerrar la brecha que separa a las personas con trastornos mentales de los servicios de salud que necesitan”, recalca Dévora Kestel, jefa de la Unidad de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

El tratamiento, por lo general, implica una psicoterapia o medicación antidepresiva, o una combinación de las dos y ambos enfoques pueden ser proporcionados por trabajadores de salud no especializados, siguiendo un curso corto de capacitación y utilizando la Guía de Intervención de mhGAP de la OMS. Más de 90 países de todos los niveles de ingresos han introducido o ampliado programas que proporcionan tratamiento para la depresión y otros trastornos mentales usando esta guía.

Una de las barreras para buscar tratamiento a esta enfermedad son los prejuicios y la discriminación, por ello, con la nueva campaña ‘Depresión: hablemos’, la OMS busca eliminar el estigma asociado a la depresión y que las personas que la padezcan busquen y obtengan la ayuda necesaria.

La relación entre depresión y otras patologías

La OMS ha identificado fuertes vínculos entre la depresión y otros trastornos y enfermedades no transmisibles. La depresión aumenta el riesgo de trastornos por uso de sustancias y enfermedades como la diabetes y las enfermedades del corazón, y viceversa, es decir, que las personas que padezcan estas enfermedades tienen un mayor riesgo de depresión.

La depresión también es un factor de riesgo importante para el suicidio, que se cobra cientos de miles de vidas al año. “Una mejor comprensión de la depresión y cómo se puede tratar es el comienzo. Lo que tiene que seguir a continuación es la ampliación sostenida de los servicios de salud mental accesibles a todos, incluso a poblaciones más remotas del mundo”, señala el director de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Shekhar Saxena.