22 de agosto de 2017 | Actualizado: Martes a las 10:50
Especialidades > Psiquiatría

La depresión afecta de manera distinta al cerebro de hombres y mujeres

Las adolescentes tienen el doble de posibilidades de sufrir el trastorno, por causas hormonales y genéticas

La depresión en las mujeres suele ser más episódica y en los hombres más persistente.
La depresión afecta de manera distinta al cerebro de hombres y mujeres
Redacción
Martes, 11 de julio de 2017, a las 15:30
La depresión afecta de manera diferente a los hombres y a las mujeres, especialmente durante la adolescencia, según un estudio británico publicado en Frontiers in Psychiatry. A los 15 años de edad, las niñas tienen el doble de probabilidades de sufrir de depresión que los niños. Esto se debe a razones como problemas de imagen corporal, fluctuaciones hormonales y factores genéticos, ya que ellas están más expuestas a heredar la enfermedad. Sin embargo, las diferencias entre los sexos no solo implican el riesgo de experimentar depresión, sino también cómo se manifiesta el trastorno y sus consecuencias. Los resultados de este trabajo sugieren que los tratamientos específicos son más productivos para los pacientes.

En palabras de la autora del estudio, Jie-Yu Chuang, “los hombres son más propensos a sufrir de depresión persistente, mientras que en las mujeres la depresión tiende a ser más episódica. Además, los varones deprimidos suelen sufrir graves consecuencias de su depresión, como el abuso de sustancias y el suicidio”.
 
Para llevar a cabo el análisis, los investigadores tomaron imágenes de los cerebros de los voluntarios adolescentes usando resonancia magnética, mientras se les mostraban palabras felices, tristes o neutrales en una pantalla siguiendo un orden específico.

Según la especialista, "nuestro hallazgo sugiere que, a principios de la adolescencia, la depresión podría afectar al cerebro de manera diferente entre los niños y las niñas. El tratamiento específico del sexo y las estrategias de prevención para la depresión deben considerarse cuando son jóvenes y, con suerte, estas intervenciones podrían alterar la trayectoria de la enfermedad antes de que las cosas empeoren".

Las regiones del cerebro destacadas en el estudio han sido previamente vinculadas a la depresión, pero se necesita más trabajo para entender por qué se ven afectadas de manera diferente en los niños deprimidos, y si esto está relacionado con cómo estos experimentan y manejan el trastorno.