16 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Especialidades > Psiquiatría

La anorexia nerviosa tiene un componente hereditario

Los especialistas apuestan por entenderla como una enfermedad psiquiátrica y metabólica para desarrollar medicamentos

La anorexia nerviosa está genéticamente relacionada con la esquizofrenia.
La anorexia nerviosa tiene un componente hereditario
Redacción
Jueves, 18 de mayo de 2017, a las 14:40
Un estudio llevado a cabo por los investigadores del King College de Londres, la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Stanford ha identificado el primer locus genético para la anorexia nerviosa y ha revelado que también puede haber bases metabólicas en este trastorno potencialmente letal.

Publicado en The American Journal of Psychiatry, se trata del informe genético más completo sobre la anorexia nerviosa hasta la fecha. Para su realización, los investigadores compararon el código genético de 3.400 personas que sufrían esta enfermedad para detectar diferencias con 10.982 personas que no la tenían.

Los científicos consideran este hallazgo como el comienzo del descubrimiento genómico. De esta forma, entenderla como una enfermedad psiquiátrica y metabólica podría desembocar en un interés por desarrollar o reutilizar medicamentos para su tratamiento, ya que actualmente no existen.

Correlacionada con la esquizofrenia

Según la investigadora principal y directora fundadora del Centro de Excelencia para Trastornos de la Alimentación de la UNC, Cynthia Bulik, “identificamos un locus significativo para la anorexia nerviosa en el cromosoma 12, en una región que se ha demostrado que está asociada con diabetes tipo 1 y trastornos autoinmunes”. En ese sentido, destaca que “también calculamos las correlaciones genéticas, la medida en que diversos rasgos y trastornos son causados por los mismos genes. La anorexia nerviosa fue significativamente correlacionada genéticamente con neuroticismo y esquizofrenia, apoyando la idea de que la anorexia es de hecho una enfermedad psiquiátrica".

Sin embargo, la especialista reconoce que "encontramos fuertes correlaciones genéticas con diversas características metabólicas, incluyendo la composición corporal (índice de masa corporal -IMC) y el metabolismo de insulina-glucosa. Este hallazgo nos anima a analizar más profundamente cómo los factores metabólicos aumentan el riesgo de anorexia nerviosa”.