17 de octubre de 2017 | Actualizado: Martes a las 18:30
Especialidades > Psiquiatría

Crean cerebros en 3D para estudiar el autismo y la esquizofrenia

Investigadores de la Universidad de Standford recrean el cerebro de un feto humano a partir de esferas neuronales

El científico Sergiu Pasca de la Universidad de Standford que ha liderado la investigación.
Crean cerebros en 3D para estudiar el autismo y la esquizofrenia
Redacción
Viernes, 28 de abril de 2017, a las 09:20
Un grupo de investigación de la Universidad de Standford ha recreado el cerebro de un feto humano a partir de esferas formadas por neuronas. Con esta nueva técnica los investigadores han conseguido un modelo tridimensional de células nerviosas que es capaz de desarrollarse y ser funcional, lo que permite estudiar el desarrollo del cerebro y entender enfermedades como el autismo o la esquizofrenia. “Creemos que este enfoque será útil para el estudio del desarrollo neuronal y la enfermedad”, han asegurado los investigadores del estudio publicado en la revista científica Nature.

Los investigadores, liderados por el científico Sergiu Pasca, ya consiguieron en 2015 crear estas esferas neuronales, y ahora han logrado fusionar dos de ellas con éxito y observar cómo sus células nerviosas migran y se conectan unas con otras. 

Las dos esferas funcionan como dos lóbulos cerebrales frontales interconectados. En ellos, las células de la región ventral migran a la zona dorsal del otro lóbulo, donde establecen conexiones con otras neuronas y forman circuitos neuronales. Esto es equivalente al proceso que ocurre en el cerebro de un feto humano donde las neuronas que secretan una sustancia denominada GABA (que reprime al Sistema Nervioso Central) migran de la misma forma para integrarse en los circuitos de la corteza cerebral.

El equipo cultivó células de la piel de pacientes con síndrome de Timothy, un trastorno relacionado con el autismo y de causa genética, para recrear la migración de las células en las etapas más vulnerables. De este cultivo obtuvieron neuronas que se utilizaron para recrear la migración celular defectuosa que causa este trastorno, las fusionó entre sí y analizó las migraciones neuronales hacia la corteza cerebral.

En estos pacientes, los investigadores observaron que los patrones de migración celular, y en concreto de las neuronas que secretan GABA, estaban alterados. El hallazgo evidencia un desarrollo cerebral anómalo en las personas que la padecen, y cómo esta anomalía ocurre durante el desarrollo tardío de este órgano.

Los expertos sugieren que estos resultados podrían ayudar a esclarecer otras patologías como la esquizofrenia o la bipolaridad, pues podrían producirse la misma alteración que afecta a las neuronas que producen Gaba durante el desarrollo del cerebro.