"Los objetivos de FITA van por abandonar su perfil asistencial y médico"

El psiquiatra Vicente José Turón, experto en TCA, analiza su salida del patronato la Fundación ITA

Vicente José Turón, psiquiatra experto en Trastornos de la Conducta Alimentaria y exmiembro del patronato de FITA.
"Los objetivos de FITA van por abandonar su perfil asistencial y médico"
mié 19 junio 2019. 18.20H
Vicente José Turón Gil es psiquiatra especializado en Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). Autor de varios libros y decenas de artículos científicos sobre este campo, hasta 2004, fue responsable de la Unidad de Tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario de Bellvitge. También ha sido profesor asociado de Medicina; coordinador del plan de reordenación de la atención a los Trastornos de la Conducta Alimentaria; y hasta hace unos meses, parte del patronato de la Fundación ITA (FITA).

Un adiós a la institución dependiente del Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA Salud Mental) que llegó “con la llegada del fondo Magnum” de capital riesgo “y el nombramiento de Jaume Raventós” como consejero delegado. “Es un grupo de presión que ha comprado a bastantes empresas de Salud Mental en Zaragoza, Sevilla, Valencia y Barcelona”, comenta antes de señalar que su irrupción hizo que “nombraran a otros cargos”.

En este contexto, Turón reconoce que se sentía “incómodo” con un movimiento que supuso el relevo de Montserrat Sánchez Povedano, fundadora de ITA y creadora de FITA, y que él resume con una frase a modo de sentencia: “El grupo Magnum tiene mucho poder”.

Perjuicio de los pacientes


Pero su renuncia no solo ha sido una cuestión de amistad o, como él mismo dice, “de fidelidad” a Sánchez Povedano. También tiene un fuerte componente médico y asistencial: “No me parecía de recibo que un capital de personas que no entienden de Medicina ni de estos trastornos se hubieran hecho una Junta de Gobierno para cesarla”.

De hecho, su preocupación como médico le hizo permanecer “dos meses y medio” en el cargo para no comprometer subvenciones que ayudaran a los pacientes: “No les quise perjudicar”, matiza. Así que esperó a que se produjera otra Junta en la que dimitir; algo que no llegaba, por lo que decidió abandonar el puesto “por acta notarial”.

Un fin de una etapa que este reconocido psiquiatra resume con “no sentirse a gusto” ante la nueva perspectiva que se vive en FITA, en la que añade algo que para él fue clave: “Los objetivos van más por abandonar el perfil asistencial y médico que tenía la Fundación”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.