Torrejón implanta una técnica pionera de marcapasos sin cables ni batería

Este tipo de implante reduce las complicaciones posteriores y asegura la calidad de vida del paciente

Jesús de Castro, gerente del hospital de Torrejón
Torrejón implanta una técnica pionera de marcapasos sin cables ni batería
mié 17 febrero 2021. 15.30H
El Hospital Universitario de Torrejón, gestionado por el grupo sanitario Ribera, lleva realizando desde hace unas semanas una técnica pionera en la colocación de marcapasos. Esta es conocida como Electrofisiología y consiste en la colocación de implantes de marcapasos transcatéter sin cables ni batería subcutánea.

Esta innovadora intervención la realizan muy pocos hospitales en la Comunidad de Madrid, algo que sitúa al Hospital de Torrejón en la vanguardia de la Medicina de Precisión de España.

Parte de la novedad de esta intervención reside en que se aplica en casos en los que un marcapasos convencional no está indicado, y propone una solución para pacientes que no disponían de opciones terapéuticas a largo plazo. Carla Lázaro, especialista del servicio de Cardiología-Arritmias en el Hospital Universitario de Torrejón, asegura que tanto la técnica como el marcapasos utilizado supone un gran avance por varios motivos.

Reducción de las complicaciones


“El primero es que elimina la necesidad de llevar una batería subcutánea, que supone una alteración física y estética para el paciente”, explica la especialista. Además, para esta cardióloga del Hospital Universitario de Torrejón, encargada de hacer realidad esta innovación, “al evitar los electrodos transvenosos, reducimos las posibilidades de complicaciones como las trombosis, dislocaciones, roturas o infecciones”.

Para  Lázaro, “la técnica del implante es mucho más sencilla y rápida, lo que también evita efectos secundarios y problemas por complicaciones en la intervención al paciente”. Pero, además, añade, “hasta ahora esta tecnología no ha registrado casos de dislocación, y lo que es más importante, casos de infección, que es una de las complicaciones graves asociadas a los dispositivos convencionales”.

Según explica la especialista del Hospital de Torrejón, la duración de estos marcapasos es de entre 10 y 12 años, dependiendo del tipo de programación que necesite la patología en cada caso, por lo que asegura la calidad de vida del paciente a largo plazo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.